Ideas para deshacerse de los trastos viejos y ganar algo de dinero

Todos tenemos en casa objetos que hemos comprado sin saber muy bien por qué y que nunca hemos utilizado o bien otros que ya han finalizado su función porque hemos adquirido otros más nuevos. Generalmente, no sabemos muy bien qué hacer con ellos. Por eso, aquí brindamos algunas ideas con las que, además, ganar algo de dinero.

Aquel aparato de gimnasia que compramos con la intención de utilizarlo todos los días y nunca usamos, la pintura que compramos a un amigo por compromiso, el ordenador o el móvil viejo que ya no nos sirven o la colección de libros que nos vendió aquel contumaz comercial, todos ellos son ejemplos de trastos que casi todos tenemos en casa y no sabemos muy bien qué hacer con ellos.

La verdad es que no los utilizamos para nada y están ocupando un espacio que podríamos destinar a otros menesteres. Pero, por pereza o, simplemente, porque no sabemos a dónde llevarlos, siguen en nuestra casa.

Foto de varios artículos viejos

Varios artículos viejos

Además, un dinero extra nunca viene mal (y menos en estos tiempos que corren). Por todo esto, sería una buena idea poder deshacernos de ellos y ganar unos euros.

Para conseguirlo, podemos recurrir a alguna de las páginas que existen en Internet para comprar y vender. Normalmente, permiten que anunciemos nuestro producto gratuitamente y nos ponen en contacto con las personas interesadas en adquirirlos.

Entre ellas, la más popular es, sin duda, Ebay pero existen otras quizá menos conocidas como Segundamano que proporcionan el mismo servicio. Además, por lo general, cuentan con sistemas seguros de pago como Paypal que nos garantizan el cobro de nuestro dinero.

Otra opción es anunciar nuestros trastos en algún periódico, generalmente semanarios, que se dedican a publicitar objetos de segunda mano. Normalmente, son también gratuitos para particulares y existen en casi todas las ciudades.

También hay tiendas especializadas en realizar esta gestión, como Cash Converters, cuya mecánica es aún más sencilla: nos compran nuestro producto y, después, lo venden en sus negocios incrementando un poco el precio. Quizá no obtengamos tanto dinero como si lo vendiéramos nosotros directamente pero es más cómodo.

En lo que respecta a los móviles, existen empresas –todos hemos visto sus anuncios por televisión- que se dedican a comprar los viejos, aunque, la verdad, desconocemos con qué fin.

Otra opción interesante es el intercambio de productos, es decir, nosotros entregamos el que ya no nos sirve y la otra persona nos da algo que, a su vez, ya no utiliza y que nos puede ser de utilidad. También en Internet existen numerosas webs dedicadas a ello, por ejemplo, Truequeweb.

En suma, investigando un poco, podemos deshacernos de los trastos viejos que ya no utilizamos y, además, obtener algo de dinero que, indudablemente, nunca viene mal.

Fuente: Como Hacer.

Foto: Trastos viejos: Pablo F. Burgueño en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...