Cómo vender una casa con rapidez

En los tiempos que corren, muchas personas se ven obligadas a perder su vivienda por no poder hacer frente a la hipoteca. Pero siempre es mejor venderla y que el comprador la subrogue que llegar al embargo. Vender una casa rápidamente no es fácil pero existen algunas estrategias que nos pueden ayudar a hacerlo. Aquí las explicamos.

En los tiempos que corren, es difícil cualquier tipo de venta pero mucho más la de una casa o un piso. Con la crisis, los bancos han cerrado el grifo del crédito y, para un ciudadano normal, es complicado conseguir recursos para poder comprar.

Por otra parte, la situación económica ha llevado a muchas personas a quedarse en el paro y, a causa de ello, a no poder hacer frente a la hipoteca que habían suscrito. En tal caso, se ven abocados a que su propiedad sea embargada continuando, en el peor de los casos, aún endeudados.

Foto de una propiedad en venta

Una vivienda en venta

Ante esa situación, lo mejor es tratar de venderla y que el comprador subrogue la hipoteca. Evidentemente, una casa o un piso no se vende en dos días, pero, si aplicamos algunas estrategias, tendremos más probabilidades de conseguirlo.

Así, en primer lugar, es importante ajustar el precio. No se trata de regalarlo pero tenemos que pensar que la época de la burbuja inmobiliaria ha pasado y que los pisos son más baratos. Por tanto, debemos tratar de poner un precio atractivo para el comprador.

Lo ideal sería que, con él, podamos cubrir todas nuestras deudas y comenzar de cero. Claro que ello depende de la situación personal de cada uno. No es lo mismo quién debe un noventa y cinco por ciento del valor de la vivienda que el que adeuda un sesenta. En este último caso, podríamos sacar incluso un dinero para nosotros.

En segundo lugar, es muy importante que la gente sepa que deseamos vender. Hay quién se niega a que una inmobiliaria ponga carteles en su piso pero tenemos que darnos cuenta de que, si no lo publicitamos, difícilmente vamos a lograr venderlo. Cuantas más personas sepan de nuestra intención, más fácil resultará la venta.

En tercer lugar y relacionado con lo anterior, podemos aprovechar las nuevas tecnologías para que trabajen por nosotros. En la Red existen numerosos portales inmobiliarios que nos permiten anunciar nuestra propiedad de forma gratuitaPortae, Idealista, etc- y su publicidad funciona bastante bien.

En este sentido, es importante que las fotos que realicemos a nuestra vivienda sean buenas. Cuanto más bonita aparezca, más fácil nos será venderla. Si no nos consideramos buenos fotógrafos, podemos pedirle a alguien que las haga por nosotros.

En cuarto lugar, es interesante que ofrezcamos al posible comprador un valor añadido que nos diferencie de los miles de pisos en venta. La estrategia de adjuntar un regalo a nuestra oferta, aunque pueda parecer lo contrario, también funciona en la venta de viviendas, pero más importante es saber resaltar las cualidades de nuestra propiedad de tal modo que el comprador sienta que adquiere algo diferente.

Vender nuestra vivienda siempre es duro pero mucho más lo es –e injusto- que un banco se quede con ella a mitad de precio, cuando ya le hemos pagado varios millones en concepto de amortización de su préstamo.

Fuente: Inmoblog.

Foto: Casa en venta: Casey Serin en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...