¿Cómo se creó Starbucks?

Aunque Howard Schultz ha sido el gran héroe en la historia de Starbucks, la cadena no fue creada por él, sino que se la compró a sus fundadores.

Los orígenes de Starbucks

El nombre de Starbucks ya se ha convertido en el de la cafetería más conocida en todo el mundo. Pero no lo ha conseguido sin mucho esfuerzo. ¿Pero cómo se fundó esta exitosa compañía de éxito mundial? Sus orígenes se remontan al día 30 de marzo del año 1971, cuando un total de tres antiguos compañeros universitarios de San Francisco decidieron colaborar para fundar un negocio en común.

Estos tres socios fueron Zev Siegl, Jerry Baldwin y Gordon Bowker. Los dos primeros eran profesores y el tercero un escritor. Juntos abrieron esta primera cafetería de Starbucks, realizando su apertura en Seattle, en Washington. Los orígenes del negocio fueron muy distintos a lo que representa Starbucks en la actualidad. Comenzaron vendiendo solo paquetes de granos de café de gran calidad y posteriormente fue cuando empezaron a vender el café líquido tal y como lo podemos adquirir en la actualidad.

El nombre de Starbucks fue un homenaje a un personaje de Moby-Dick, si bien no fue la primera opción, dado que al principio el objetivo era llamar a la empresa Pequod, también en homenaje a la novela. Con el paso del tiempo la primera apertura, que estuvo dispobnible durante 1971 y 1976 en 2000 Western Avenue, tuvo éxito, pero se trasladó posteriormente a la dirección en la que se encuentra incluso hoy día.

El origen de la cadena fue muy modesto y no encontró su mayor crecimiento hasta la década de los 80. La empresa se encontró con un acontecimiento de vital importancia. A la vista de cómo la venta de café tradicional bajaba, dejando camino al más especializado, los fundadores originales de la empresa pensaron que era momento de bajarse del tren y dedicarse a otros negocios. Un antiguo empleado de Starbucks había dejado una huella especialmente notable entre los socios y se había decidido a triunfar en el mundo del café.

Se llamaba Howard Schultz, que después de dejar su trabajo en Starbucks, pasó a abrir sus propios negocios conocidos como Il Giornale, donde servía café de una forma muy cuidada. Schultz, que ya estaba convirtiéndose en un emprendedor de primera categoría, vio un buen momento para comprar la empresa Starbucks y formalizó la adquisición. Después le cambió el nombre a sus Il Giornale y unificó todos sus negocios bajo una misma imagen. A partir de ahí la cadena comenzó a expandirse a través de todo tipo de regiones de Estados Unidos y antes de iniciar la década de los 90 casi llegaban a 50 locales. A partir de ahí Starbucks hizo historia y en la actualidad ya cuenta con más de 20,000 cafeterías repartidas por todo el mundo.

Vía: WikiPedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 2,00 de 5)
2 5 1
Loading ... Loading ...