Una fuerte pisada africana

El continente africano, es escenario de sorprendentes huellas del paso de la historia. Mejor dicho, es testigo de maravillosas antigüedades que gratifican el trabajo de los paleontólogos. En las inmediaciones de Kenia se halla una pisada de unos 1,5 millones de años.

Estas huellas representan las pisadas más antiguas conocidas de un homínido. Esta categoría incorpora a humanos, chimpancés y sus ancestros. Las mismas, constituyen un avance en la comprensión del mundo, ya que su marca trae novedades para la historia de sus habitantes.

En concreto, lo que se apareció ante los ojos de los paleontólogos fueron tres filas de pisadas en un nivel, además de otro conjunto de dos huellas y el vestigio aislado de un pie más pequeño en un segundo estadio.

Para la revista Science, el valor preciso de este hallazgo que encuentra su origen hace un millón y medio de años, es la confirmación de que para aquel entonces era posible encontrar especies que caminaran con pies de estructura y funcionamiento similar a los del Homo sapiens.

Entre los detalles del descubrimiento se pudo describir la forma de los pies. Los mismos presentaban una fisionomía “anotómicamente moderna”. Esto puede develarse a partir de la observación del puente pronunciado y un dedo gordo cercano al resto.

También fue menester no perder de vista la alineación de este dedo con el eje del pie. Esto representa, un contraste consustancial con lo que ocurre con las patas de los simios.

Los monos poseen dedos gordos más distanciados y en ángulo. La funcionalidad de esta fisionomía es la de permitir a los simios condiciones de excelencia para trepar a los árboles.

Por otro lado otra característica que suma a la hipótesis que acerca las huellas a los humanos, lo representa el patrón del paso. Este es equiparable al de los seres humanos actuales, y nuevamente se aleja del patrón que poseen los simios.

En este tipo de investigaciones el uso de la tecnología se vuelve fundamental. Los trabajadores paleontólogos pudieron escanear y digitalizar las marcas encontradas pudiendo establecer un registro claro para su posterior análisis.

En este sentido Matthew Bennett, director del estudio opinó “En comparación con los métodos tradicionales, es una técnica extraordinariamente potente, ya que nos permite realizar un análisis informatizado y reproducir moldes sólidos de las huellas empleando polímeros”.

De esta manera el esfuerzo combinado de la ciencia y la tecnología ha dado sus frutos, obteniendo nuevos datos para conocer aún más la historia del planeta tierra.

Fotografía: teletubbnoe en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...