Se descubre el porqué de la mortandad de las abejas

La desaparición masiva de cientos de millones de abejas en todo el mundo preocupa a los científicos desde hace años. El número de estos insectos ha disminuido de forma alarmante en la última década, y cuyo origen era desconocido, al menos, hasta ahora.

La desaparición masiva de cientos de millones de abejas en todo el mundo preocupa a los científicos desde hace años. El número de estos insectos ha disminuido de forma alarmante en la última década, y cuyo origen era desconocido, al menos, hasta ahora.

Descubren la razón de la mortandad de las abejas

Recientemente, la revista Science, ha publicado un reportaje sobre un estudio realizado por una científica inglesa y su colega francesa que señalan a un pesticida como el causante de este gran índice de mortandad. Según los investigadores, el plaguicida desorienta a estos insectos hasta el punto de que son incapaces de regresar a su colmena, reduce el tamaño de las colonias y hace desaparecer a las reinas.

Distintos investigadores ya habían propuesto los pesticidas como una de las explicaciones plausibles a este drástico descenso de esta especie de insectos. Sin embargo, no estaba claro cómo producían el daño. Los dos nuevos estudios publicados en Science se fijan en los efectos de los insecticidas neonicotinoides, que fueron introducidos en los 90 y se han convertido en uno de los más utilizados en cultivos de todo el mundo. Estos compuestos actúan sobre el sistema nervioso central del insecto, aturdiéndolo y llevándolo a la muerte.

En el estudio de Stirling, el equipo expuso colonias de abejorro común a un tipo de insecticida neonicotinoide llamado imidacloprid. Las dosis se calibraron de tal modo que fuesen idénticas a las que recibirían las abejas en los campos y cultivos que frecuentan.

A continuación, los científicos situaron las colonias en un lugar cerrado donde los ejemplares podían buscar comida a sus anchas durante seis semanas. Al principio y al final del experimento, los investigadores pesaron cada uno de los nidos de abejorro -que incluía a los insectos, la cera, la miel, las larvas y el polen- para determinar cuánto había crecido la colonia.

Al comparar las colonias objeto de control, con aquellas que no habían sido expuestas al agente agresor, se pudo comprobar que, las colonias tratadas, ganaron menos peso, lo que sugiere que había entrado menos comida. Las colonias tratadas eran entre un 8 y 12% más pequeñas que las de control al final del experimento y el porcentaje de producción de reinas se redujo en un 85%. Este último hallazgo es el punto clave del experimentos, pues sugiere que el próximo año habría menos nidos, y por tanto menos abejas.

Otros efectos devastadores de los neonicotinoides.
Al parecer los efectos de los distintos tipos de neonicotinoides son muy distintos, pero casi todos ellos mortales para las abejas. Así, un segundo estudio, de un equipo del Instituto Nacional Francés para la Investigación Agrícola (INRA), en Avignon, descubrió que la exposición a un segundo pesticida neonicotinoide afecta a la capacidad de orientación de las abejas, provocando que muchas mueran.

Los científicos, han descubierto que, el tiametoxam, interfiere en el sistema de orientación de las abejas, evitando que puedan encontrar los panales y regresar a ellos, por lo que muchas expedicionarias terminan muriendo de agotamiento y, lo que es peor, sin llevar su suministro a la colonia.

Niveles excesivos de insecticidas pronostican un futuro incierto.
Existen varios estudios realizados en la década de los años 90 sobre el impacto de ciertos insecticidas en las abejas. Sin embargo, parece ser que faltó observación en los mismos, ya que aunque las abejas no mueran directamente a causa de las concentraciones de neonicotinoides, nunca se pensó que pudieran afectarles de otro modo, con idéntico resultado.

Los abejorros y las abejas juegan un papel fundamental en la polinización de las plantas con flores, incluidos muchos de los principales cultivos de frutas y hortalizas. Cada año, muchas colmenas de abejas se transportan para ayudar a la polinización de los cultivos de almendras, manzanas o arándanos. Tal es su importancia que, sin este insecto tan pequeño, el reino animal, podría tener los días contados. Esperemos que estos resultados obliguen a los gobiernos a revisar los productos químicos que se utilizan en el mundo agrario.

Imagen: ShumenBulgaria en Arte y Fotografía

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...