¿Qué es la Navidad responsable?

Las fechas navideñas es uno de los periodos en los que más residuos se generan

navidad responsable

En navidad cuida tu bolsillo y el medio ambiente

Ya estamos en pleno diciembre y tras el puente de principio de mes, todos los hogares han plantado su árbol de Navidad, y las ciudades han encendido miles de luces de colores. Las fiestas se aproximan, y con ellas los gastos y despilfarros en todos los ámbitos. Llega el momento de pensar en algo más que en el bolsillo, pues el medio ambiente es uno de los grandes sufridores en las fechas navideñas. Entre los buenos propósitos del año, sería conveniente incluir la ecología como conducta obligatoria. Entre todos podemos reducir los residuos que generan tan fuerte impacto medioambiental durante las fiestas navideñas.

La Navidad responsable empieza por la conducta del consumidor. Considerar opciones solidarias y ecológicas en las compras de regalos y adornos navideños, o predicar con las tres erres ecológicas: reducir, reutilizar y reciclar. Estas pueden ser algunas de las iniciativas que, combinadas con la reducción de la energía, cuidando de no consumir más que lo necesario como el resto del año, pueden ayudar tanto al planeta como a nuestra economía.

Con el fin de reducir la elevadísima generación de residuos que se produce en Navidad, cada uno de nosotros debemos ondear la bandera Responsable. Como último eslabón del sistema económico, el consumidor tiene la labor final de poder influir en la marcha del mercado de manera directa, y por lo tanto, del resto de sistemas económicos del mundo. Promoviendo una actividad de consumo consciente y responsable, respaldando conductas beneficiosas para la naturaleza y el medio que nos rodea, podremos crear un mercado solidario con el medio ambiente, en el que las empresas se vayan adaptando poco a poco.

Nuestra Navidad responsable está al caer, y para aquel que acepte el desafío y decida ampliar sus miras este año, vamos a dar unas breves directrices que sintetizan la responsabilidad del consumidor.

  • Consumo Ético:  Austeridad como valor en relación con la reducción para un consumo ecológico, pero también frente al crecimiento económico desenfrenado y al consumismo como forma de alcanzar el bienestar y la felicidad.
  • Consumo Ecológico: Las famosas “erres” del movimiento ecologista también se pueden aplicar en los días navideños, incluso en mayor medida: Reducir, Reutilizar y Reciclar.
  • Consumo Social o Solidario: El Comercio Justo, es decir, el consumo en lo que se refiere a las relaciones sociales y condiciones laborales en las que se ha elaborado un producto o producido un servicio, será el protagonista de la solidaridad navideña.

Si la Navidad es una de esas fechas que despierta tus mejores sentimientos y deseos, únete al movimiento ecologista y apuesta por una Navidad responsable.

Vía/ Ecoticias

Foto/ Herry Lawford

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...