¿Qué es el ‘fracking’?

El “fracking” es una técnica de extracción de gas y petróleo que consiste en romper las rocas que lo esconden y extraer a presión el combustible escondido en él. Los peligros que causa para la salud humana han generado una gran polémica.

Esquema sobre el proceso del Fracking.

De vez en cuando, aparecen en las noticias conceptos que hasta entonces nos eran completamente desconocidos. Una de estas palabras que ha surgido en las últimas semanas es fracking“, una nueva técnica de extracción de gas envuelta de polémica de la que seguro que oiremos hablar bastante en el futuro, y que vamos a intentar conocer un poco mejor. Fracking es un término anglosajón, y su equivalencia en español sería algo así como fracturación hidráulica.

Hasta ahora, se han extraído el gas y el petróleo de los grandes yacimientos, donde la inversión era rentable, y se han dejado al margen los que en inglés se conocen como shale gas o shale oil, unos combustibles pizarrosos que se esconden en pequeñas fisuras de pizarras y otras rocas similares. Pues bien, el fracking es la técnica que se ha desarrollado para extraerlos de forma económicamente rentable.

Consiste en inyectar a presión una mezcla de agua con arena junto a una serie de productos químicos en la roca madre, que se fractura por la presión y expulsa el gas o el petróleo que había en esas fisuras. El combustible se extrae a la superficie por tuberías. Parte de la mezcla introducida para romper las rocas vuelve a la superficie (entre un 15 y un 85%), pero el resto se queda en el subsuelo de forma permanente. Antes, se habrá perforado de forma vertical hasta llegar a unos 5.000 metros, y las perforaciones continúan en horizontal entre dos y cinco kilómetros más.

Los Estados Unidos han sido el primer país en ponerse a extraer gas mediante esta técnica, y su producción de gas ha crecido hasta tal punto que la Agencia Internacional de la Energía cree que puede superar a Rusia en exportaciones. En España, que hasta ahora no destacaba por sus recursos en gas o petróleo, se han comenzado a solicitar permisos de explotación en la Cortidella Cantábrica, el pre-Pirineo, el Valle del Guadalquivir o el noreste de Castilla y León. Patxi López abrió la veda, aunque el presidente cántabro, Ignacio Diego, pidió una moratoria hasta que se aclare si es peligroso o no, tal y como ha reconocido el ministerio de Industria.

Los detractores del fracking alegan la contaminación de los acuíferos del subsuelo como uno de los principales prejuicios que causa esta técnica. No en vano, solo se recupera una parte de la mezcla que se utiliza para extraer el gas, y el resto -que tampoco es biodegradable- queda almacenado en el subsuelo. El cierre de los pozos también implica la contaminación del subsuelo, lo que también puede representar un peligro para la salud humana. La liberación de metano, la contaminación del aire o el incremento del riesgo sísmico son otros de los argumentos de los opositores del fracking.

Imagen: captura de pantalla de www.frackingezaraba.org

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...