Más de la mitad de la biodiversidad de las áreas tropicales protegidas, bajo alerta

Según un estudio recientemente publicado en la revista científica «Nature», la biodiversidad de la mitad de las áreas tropicales protegidas está «seriamente amenazada», situación que afecta, principalmente, a la región del Amazonas y a varios bosques de Centroamérica.

Según un estudio recientemente publicado en la revista científica «Nature«, la biodiversidad de la mitad de las áreas tropicales protegidas está «seriamente amenazada«, situación que afecta, principalmente, a la región del Amazonas y a varios bosques de Centroamérica.

Amazonas

La mitad de la biodiversidad de las zonas protegidas, en especial del Amazonas y Centroamérica, están amenazadas

«La situación de la biodiversidad en las áreas tropicales protegidas es extremadamente variable. Alrededor de la mitad de las reservas están bien pero la otra mitad está sufriendo«, explicó al respecto William Laurance, biólogo de la Universidad James Cook, de Cairns, al norte de Australia, y principal autor del informe.

La explotación forestal desmesurada, la invasión de terrenos por diversas causas, los fuegos para crear nuevas zonas de pastoreo y la minería ilegal son los factores más importantes que han devastado las zonas apuntadas, todas actividades económicas sin límites que han dejado ya una secuela grave en estas áreas más amenazadas.

La situación es altamente «preocupante» en las selvas latinoamericanas, advirtió Lawrence, pero también se ha observado en los últimos años un alto deterioro en las reservas africanas. Para llegar a estas conclusiones, además de tareas de investigación propias, el experto entrevistó a 262 biólogos con más de veinte años de experiencia en el tema, en 60 reservas de 36 distintos países del globo.

En América Latina, puntualmente, «la situación es muy cambiante, ya que hay un gran número de claros (donde no hay vegetación) en los bosques atlánticos de Brasil, Centroamérica y partes del Amazonas. Sin embargo, las áreas más remotas de esta selva todavía se conservan bastante bien«, explicó el especialista.

Esto ya sería «irreversible» para el Amazonas si entre el 30 y el 40 por ciento de su superficie se convierte en claros, ya que esta vegetación genera una buena parte de la lluvia que recibe la selva, explicó Laurance.

Con respecto a la fauna más amenazada, entre la familia de los depredadores, los jaguares y los tigres se encuentran en la cúspide, así como los animales de gran tamaño de los bosques africanos, como los elefantes, rinocerontes y tapires. Pero también están en la región roja otros animales mucho más pequeños, algunos de ellos anfibios, como los lagartos y ciertas serpientes no venenosas, que también están amenazados.

Lawrance indicó que si bien los primates, las aves del sotobosque, las serpientes venenosas y grandes aves migratorias, también se encuentran amenazados, son menos vulnerables que los primeros.

Finalmente, el experto señaló que para frenar esta pérdida de biodiversidad hay que tomar medidas ya: la creación de zonas de amortiguamiento entre las áreas protegidas y sus zonas aledañas sería una buena medida, así como el trabajo con las comunidades locales para promover mayor conciencia del uso del suelo, y el evitar que se sigan quemando bosques para el pastoreo o la agricultura.

Foto Aah-Yeah en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...