Los perros se habrían originado de los lobos al haber tenido que cambiar su dieta estrictamente carnívora

Un reciente estudio realizado sobre los genes de perros y lobos concluyó que los actuales perros domésticos provendrían de los lobos salvajes que habrían cambiado su dieta a hidratos y féculas, motivados por la falta de presas y el hambre.

perro

Un reciente estudio considera que el perro se originó a partir de los lobos que merodeaban a los agricultores en busca de alimento

Según se publicó en la revista ‘Nature‘, los primeros perros podrían haber sido lobos que, a falta de presas y motivados por el hambre- habrían comenzado a hurgar en la basura de las granjas y empezado a ingerir otros alimentos, más allá de la carne, tales como hidratos de carbono, féculas, restos de cereales, etc., con lo que habrían adaptado su sistema digestivo y cuerpo a una nueva alimentación.

Esta fue una de las conclusiones a las que llegó un equipo de investigadores conformado por expertos estadounidenses y suecos, en el que se demostró que los perros tienen más genes involucrados en el metabolismo de las féculas que sus antecesores, los lobos, lo que ha llevado a deducir que fue el cambio en la alimentación el factor fundamental en la evolución del animal salvaje.

Este proceso, de lobo a perro, también habría tenido en la domesticación del hombre el otro punto clave. Al día de hoy que los científicos no tienen en claro cómo se dio el pasaje entre el lobo salvaje y los canes, considerados por muchos los mejores amigos del hombre.

Si bien no se tiene en claro el momento preciso en qué se dio esta transformación ni cuándo se estableció una relación tan estrecha con el ser humano, de acuerdo a los datos que se tienen a partir de restos fósiles hallados sí habría sido hace varios miles de años atrás.

Lo cierto es que este estudio presenta otro enfoque: hasta ahora, se consideraba que el perro moderno evolucionó a partir de los lobos que los cazadores amaestraron para que les ayudaran con sus presas, este nuevo trabajo apunta a una domesticación que habría empezado con los lobos que merodeaban a los agricultores y sus granjas en busca de comidas, de forma tal que, con el tiempo, se habrían ido adaptando a una nueva vida.

En específico, para llegar a esta conclusión, el grupo de investigadores comparó la reconstrucción del genoma completo de ambas especies (en concreto, se analizaron 50 perros y 12 lobos, de distintas partes del mundo). Así, descubrieron que hay 36 regiones génicas, algo más de 100 genes, fundamentales para la evolución con dos tipologías: los genes del cerebro y los genes del aparato digestivo, con un rol fundamental en la absorción de las féculas y el metabolismo de las grasas.

Así también, los investigadores pudieron identificar las mutaciones en los genes clave que dan información sobre la evolución del sistema digestivo de los perros. A modo de resumen, el estudio consideró al abandono de una dieta estrictamente carnívora como una de las claves en la evolución de los perros.

Foto Wikimedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...