La libélula y su capacidad de “atención selectiva”, única entre los invertebrados

Según un reciente estudio australiano se detectó que la libélula tiene procesos de pensamiento de alto nivel, la capacidad neuronal específica de la atención selectiva, única en invertebrados.

libelula

La libélula tendría actividad neuronal de atención selectiva, única entre invertebrados

La libélula sería capaz de realizar procesos de pensamiento de más alto nivel al momento de cazar su presa, según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Adelaida, en Australia, y cuyos hallazgos se publicaron hace unos días en la revista ‘Current Biology‘.

Se trata de un descubrimiento de por más particular, porque es la primera evidencia de que un animal invertebrado tiene células cerebrales de atención selectiva, que hasta el momento sólo se habían detectado en los primates. Para llegar a estos resultados, el doctor Steven Wiederman y el profesor asociado David O’ Carroll, del Centro de Investigación de Neurociencia, de dicha universidad, estudiaron la visión de las libélulas durante muchos años.

Para ello, utilizaron una sonda de vidrio pequeña con una punta de sólo 60 nanómetros de ancho, unas 1.500 veces más pequeña que el ancho de un cabello humano. De este modo, pudieron descubrir que estos insectos poseen una actividad neuronal específica que les posibilita la atención selectiva.

En concreto, los expertos encontraron que cuando se presenta más de un objetivo visual, se producen cerraduras en las células del cerebro de la libélula hacia una diana y se comportan como si los otros objetivos no estuviesen allí. “La atención selectiva es fundamental para la capacidad de los humanos de seleccionar y responder a un estímulo sensorial en presencia de distracciones“, explicó el doctor Wiederman.

Para ejemplifica mejor en qué consiste la “atención selectiva”, el investigador ejemplificó con los jugadores de tenis, que deben distinguir y seguir una pequeña pelota que se desplaza a casi 200 kilómetros por hora. “Precisamente cómo funciona esto en los cerebros biológicos sigue siendo poco conocido y ha sido un tema candente en la neurociencia en los últimos años“, afirmó al respecto.

Es esta actividad cerebral la que hace de la libélula un depredador más eficaz, según añadió el profesor O’Carroll: “Lo que es emocionante para nosotros es que esta es la primera demostración directa de algo relacionado con la atención selectiva en los seres humanos que se muestran en el plano neuronal de un invertebrado“, destacó asimismo Carroll, tras indicar que estudios recientes habían encontrado mecanismos similares en el cerebro de los primates.

No esperábamos encontrar algo tan sofisticado en los insectos humildes de un grupo que ha estado alrededor de 325 millones de años“, explicó el profesor, quien destacó que este trabajo será de gran interés para los neurocientíficos e ingenieros, ya que también se podría utilizar como un sistema modelo para la visión robótica. “Debido a que el cerebro de los insectos es simple y accesible, el trabajo en el futuro nos permitirá comprender cabalmente la red subyacente de las neuronas y copiarlo en robots inteligentes“, concluyó.

Foto Wikimedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...