El calentamiento global se potencia en 2012, según un informe de la OMM

Este 2012 se potencia el efecto del calentamiento global, y se está registrando uno de los años más templados y con trastornos climáticos de la historia, según corrobora un último informe de la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

Tierra

El cambio climático sigue su curva ascendente

El calentamiento global parece seguir su curva ascendente: este 2012 está siendo uno de los años más cálidos de los que se tiene registro -desde que se comenzaron las mediciones, a mediados del siglo XIX-, además, ha acontecido un deshielo en el Ártico sin precedentes y son muchos los fenómenos meteorológicos que se han ido suscitando.

Según la Organización Meteorológica Mundial (OMM), con los datos disponibles de los meses de enero a octubre de este año, ya se puede hablar de uno de los años más calientes, «el noveno» en específico, desde 1850, año en que se comenzaron a recoger datos.

El secretario general de la organización, Michel Jarraud, indicó al respecto que la tendencia continuará principalmente producto de los gases de efecto invernadero, cuya concentración en la atmósfera también ha alcanzado niveles históricos este año.

La temperatura media de la superficie del planeta (tierras y océanos) ha presentado una «anomalía» de 0,4 grados centígrados por encima de lo normal, con una media mundial de 14,2 grados centígrados, según el informe de la OMM.

Los climas de por más templados se vienen registrando, en mayor medida, desde 2001, y este 2012 se perfila como otro período de cifras históricas. Según destacaron los científicos de la OMM, ni siquiera el fenómeno de «La Niña», que aconteció a principios de año y que tradicionalmente hace bajar la temperatura media mundial, ha sido suficiente, y desde su disipación que la temperatura no ha seguido más que en aumento mes a mes.

Jarraud reconoció en rueda de prensa que si bien existe una «variabilidad natural» del clima y la existencia de ciertos fenómenos como «El Niño» y «La Niña», también es cierto que se está dando un proceso de cambio climático, en el que la acción del ser humano mucho tiene que ver.

El cambio climático se puede constatar, una vez más, por intermedio de las elevadas temperaturas registradas en los primeros diez meses del año en distintas zonas del planeta, y por el retroceso histórico experimentado por la capa de hielo del océano Ártico. Según los datos de la OMM, entre marzo y septiembre pasados la superficie helada perdió 11,83 millones de kilómetros cuadrados y, aún peor, en septiembre se redujo a la mitad con respecto a la extensión media mínima estacional del periodo 1979-2000.

A todo esto, hay que sumarle los episodios climáticos extremos que se han ido manifestando en distintas partes del planeta: en América del Norte ha habido varias olas de calor y sequías que afectaron al 65 por ciento de su territorio, en Europa las marcas térmicas también llegaron a números récord y Rusia vivió el segundo verano más caluroso de su historia.

La sequía afectó a varios países como Alemania (que tuvo su tercer marzo más seco) y Portugal (con el febrero más seco desde 1931). En cuanto a España, también se ha observado un año seco, con un promedio de lluvias menor al normal. El verano, por su parte, ha sido el menos lluvioso de los últimos 60 años.

Finalmente, vale destacar que este fenómeno también se ha dado en América del Sur: en particular, Argentina, se han observado «temperaturas superiores a la normal«, al tiempo que ha registrado un agosto de «lluvias e inundaciones récord«.

Foto NASA Goddard Photo and Video en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...