El arte de la guerra de las hormigas, más humano de lo que creen

Se dice que en la naturaleza está todo el conocimiento, y parece que los humanos vamos a vernos representados en las hormigas, al menos en cuestión de guerras, porque las estrategias que usan estos diminutos seres se parecen más de lo que a muchos defensores de la supremacía humana sobre el resto de las especies hubiera querido imaginar. Las hormigas, a la hora de enfrentarse entre sí, con colonias rivales, no tienen piedad alguna, y no dudan en hacer prisioneros, cortar cabezas o destruir el habitat del enemigo. ¿Les suena conocido?

hormigas

Las hormigas conforman una verdadera civilización que tiene una estricta jerarquía

En realidad este nuevo mundo que se abre acerca del estudio de las artes de guerra de las hormigas y su comparación con como nos enfrentamos los humanos provine de una investigación hecha por el entomólogo y aventurero Mark Moffett que lleva años estudiándolas y analizándolas en el campo mismo de la batalla.

En realidad, no es la primera vez que la ciencia compara a las hormigas con los humanos, porque estos seres viven en grandes colonias que se podrían comparar con nuestras ciudades y cada uno de ellos desempeña un papel, que en nuestro caso, sería el rol social que jugamos dentro de nuestro entorno. Sin embargo, nunca se había llegado tan lejos, y estos hallazgos podrían marcar una nueva era para que la especie humana se de quizás cuenta de que hay muchas más que se comportan de forma tan social como nosotros, y que no somos el único animal social sobre la Tierra.

Los motivos de las hormigas para enzarzarse en una guerra son muy similares a los nuestros, y más aún si los comparamos con nuestra sociedad de antaño, ya que básicamente atacan por recursos, como la comida; por necesidad de expandir su territorio; o por hacerse con mano de obra, ya que hay especies que secuestran otros hormigueros para hacer rehenes a los miembros de la otra colonia.

Y si ya le parecen muchas las similitudes de la guerra de las hormigas con las que hacemos los humanos, les cuento que una de las estrategias militares más propias de nuestra especie es la misma que ellas llevan a cabo cuando se preparan a atacar. Y es que hay una primera línea, de esas que pocos se salvan, y a ella van las que se conocen como hormigas soldado, en la que por lo general el combate cuerpo a cuerpo es la estrategia que más usan, y para ello necesitan de las hormigas más jóvenes y vigorosas.

En fin, que la ciencia tiene muchos secretos aún pro descubrir y demostrar que seres que nos parecen tan insignificantes como las pequeñas hormigas tienen un entramado social y de guerra tan parecido al nuestro es algo extraordinario.

Más info | Scientific American

Imagen | Fraan

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...