¿Cómo se calcula la edad de un árbol?

Los árboles son protagonistas en nuestro mundo, por infinidad de beneficios pero, ¿sabemos cómo calcular su edad?

arboles

Los anillos son el mejor método para conocer la edad del árbol.

La naturaleza es maravillosa y nunca nos deja de sorprender. Parece poseer una inteligencia y una sabiduría que la raza humana a veces, aún intenta comprender y aprender de ella. Mucho de ello puede apreciarse en cada una de las especies, y una en particular para admirar, entre tantas, son los árboles.

Son sumamente importantes en los ecosistemas, para la vida de todos los seres vivos del planeta. Entre sus bondades podemos mencionar la más importante: a través del dióxido de carbono generan oxígeno para los seres vivos, purifican el aire. También son alimento y vivienda para pequeños animales y urbanísticamente son necesarios y decorativos.

Una gran inquietud que se genera con los árboles es saber bien su edad. No es fácil ya que existen especies que pueden vivir perfectamente con 500 años o más. El problema surge cuando no existen registros de la fecha de siembra. Las maneras de calcular pueden ser tres: prueba de Carbono 14, medición de los árboles o conteo de anillos.


La primera es la más exacta y científica, pero es un estudio sumamente caro para calcular la edad de un árbol. El Carbono 14 posee una indicación tan absoluta y específica que no puede ser utilizada en la generalidad de las especies.

La medición de los árboles periódicamente nos puede dar un detalle progresivo del crecimiento y realizar una documentación durante el tiempo estipulado. La ventaja de este método es que no requiere conocimientos de experto y se puede hacer en nuestra casa.

El conteo de anillos de crecimiento es una de las maneras más exactas para determinar la edad del árbol. Generalmente se utiliza esta medición en las zonas templadas donde se encuentra el árbol, ya que en los meses de invierno, el frío hacen que se forme en su interior un anillo, que puede observarse y contarse sencillamente cuando el árbol es cortado.

Esa es la mayor complicación: para realizar este conteo se debe cortar el árbol, o aprovechar un árbol que haya caído naturalmente. Otra posibilidad es observarlo con un barreno especial que retire un cilindro pequeño de uno de los costados del tronco del árbol, llegando hasta el centro. Pero este elemento, que no corta el árbol pero no cualquier jardinero posee esta herramienta específica.

Estos son los métodos para conocer la edad de un árbol, pero más allá de su edad, disfrutemos y cuidemos de su sombra, de su pureza y de la belleza de los ejemplares que nos ayudan a respirar día a día.

Fotografía: shandchem en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...