Cómo hacer de tu coche un automóvil más ecológico

Los coches son uno de los elementos que más contaminan el medio ambiente. Aunque ahora se hacen un poco más ecológicos, no están los tiempos como para que todos podamos comprar coche nuevo. Sin embargo, con un buen cuidado del que poseemos, aunque sea veterano, podemos mejorar sus emisiones contaminantes a la atmósfera. Aquí explicamos cómo.

Los motores de los coches son uno de los elementos más contaminantes para el medio ambiente. Aunque resulte inexplicable, porque ya se pueden fabricar y comercializar automóviles que funcionen con otros combustibles más limpios, las grandes marcas de automoción se empeñan en continuar con los derivados del petróleo.

Es verdad que algo han hecho para mejorar las prestaciones de sus automóviles y disminuir las emisiones de gases contaminantes pero aún es poco.

Foto de un automóvil

Aunque nuestro coche sea veterano, con una buena puesta a punto, contaminará menos

 Además, han comenzado a hacerlo hace poco tiempo y, con la crisisuna gran mayoría de personas no pueden permitirse reemplazar su coche viejo por otro que contamine menos. Con el precio que tienen, no es el mejor momento para ponerse a realizar un desembolso de ese importe.

Sin embargo, aquéllos que poseen coches ya veteranos también pueden hacer algo para que contaminen menos y, de paso, conseguir que las prestaciones de su vehículo mejoren, sacándole mayor rendimiento al motor.

Así, por ejemplo, es conveniente llevar a cabo una puesta a punto general del coche cada cierto tiempo. Revisar los elementos más importantes del motor y de la mecánica, la batería, el encendido o arranque, el control de potencia, los canales del combustible y las emisiones de gases. Con ello, podríamos conseguir sacar un rendimiento al motor de hasta un veinte por ciento por encima del que venía proporcionándonos hasta ahora.

Otro aspecto muy importante a revisar son todos los filtros del vehículo. Los de aire, que, cuando están sucios, contaminan más y, sobre todo el del aceite. Si éste no filtra bien o si no cambiamos el aceite cada cierto número de kilómetros, el coche contaminará mucho más y rendirá por debajo de sus posibilidades. De hecho, se estima que una buena conservación de los distintos filtros permite optimizar hasta un diez por ciento el consumo de gasolina.

También es importante mantener en buen estado el sistema de refrigeración del vehículo, que permite que el motor no se recaliente. De esta forma conseguiremos que emita menor cantidad de gases y, además, también ahorraremos combustible.

Por último, aunque parezca poco relevante, el estado de los neumáticos también tiene importancia. Deben estar inflados en su justa medida –en el libro técnico del coche nos lo indicará- y correctamente alineados. De lo contrario, el esfuerzo del motor será más grande y consumirá y contaminará más.

Siguiendo estas sencillas pautas, no sólo lograremos que nuestro coche contamine menos sino también ahorrarnos un dinero importante en combustible.

Fuente: Haztelotu.com.

Foto: Coche: Danilo Prates en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...