Aprende a cultivar aloe vera

La aloe vera es una planta que posee grandes propiedades tanto medicinales como cosméticas. Se da en lugares cálidos y no requiere especiales cuidados. Por ello, podemos cultivarla incluso en nuestra casa. Aquí explicamos algunos consejos para hacerlo.

La planta conocida como aloe vera pertenece a la familia de las Xanthorrhoeaceae originaria del nordeste de África y la península arábiga. Es una de las llamadas plantas suculentas por ser capaz de almacenar grandes cantidades de agua y posee excelentes propiedades para la salud humana tanto desde un punto de vista medicinal como cosmético.

Suele crecer en laderas rocosas donde da abundantemente el Sol. Como uno de sus enemigos es el frío, necesita muy poca cantidad de agua y es muy resistente a las plagas, puede cultivarse sin problema en interiores aunque, lógicamente, deben ser bastante soleados.

Foto de una planta de aloe vera

Una planta de aloe vera.

Por tanto, podemos plantarlas en un lugar cerrado de nuestra casa. No obstante, si queremos plantar más de una, tiene que ser un sitio espacioso, pues es imprescindible dejar un hueco de unos dos metros entre una y otra. Ello se debe a que sus raíces se extienden mucho y, si están cerca, pueden estropearse unas a otras.

El suelo sobre el que la plantemos debe ser arenoso o volcánico, la única condición es que tenga buen drenaje y sea levemente ácido. Para hacerlo en casa, podemos utilizar tierra normal de jardín y turba a partes iguales y siempre dejar debajo dos dedos de grava para conseguir el citado drenaje.

También conviene añadirle un poco de vegetal orgánico. Tras plantarla, se cubre hasta que aparezcan las hojas y deben esperarse dos semanas para comenzar a regarla.

La mejor época para hacerlo es el otoño, aunque puede plantarse en primavera e incluso verano. Lo que nunca podemos hacer es plantarla en invierno a causa del frío. En este sentido, al llegar éste, debe protegérsela.

Se reproducen mediante plantas que le crecen alrededor. Es conveniente retirarlas y, así, pueden volver a replantarse. Para hacerlo, tenemos que buscar el lugar donde se unen madre e hija y separarlas por él.

Por otra parte, existen muchos tipos de aloe vera y, para evitar que las semillas de nuestra planta se vuelvan híbridas, debemos asegurarnos que no existe otra de diferente clase en las proximidades pues, si la hay, el aire puede provocar que la nuestra se polinice.

Como decíamos, se trata de una planta con grandes propiedades cosméticas y medicinales. Éstas se encuentran en su etapa de mayor valor cuando se hace adulta, algo que sucede aproximadamente a los tres años.

En este sentido, para cortarla y aprovechar sus beneficios debe hacerse extrayendo las plantas más bajas, exteriores y cercanas a la tierra. Y ello por dos motivos: éstas son las más viejas y, además, así la dañamos lo menos posible facilitándole una buena cicatrización.

Fuente: Aloe vera.

Foto: Aloe vera: Pau en Arte y Fotografía.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...