Aprende a ahorrar agua

En esta entrada aprendemos a ahorrar y administrar el agua de la casa. Revisamos algunas medidas básicas que tienen que ver con las instalaciones de la casa y terminamos aprendiendo algunos hábitos en el uso del agua del hogar.

El tema de la escasez del agua a futuro es algo que debe preocuparnos a todos y la mejor manera de involucrarnos y participar activamente en la conservación y ahorro de la misma es mediante una buena administración de este recurso natural. Existen varias medidas que se pueden adoptar en casa y que solemos pasar por alto o dejar para después. Algunas son tan sencillas como adquirir un determinado hábito y otras requieren un poco más de atención y una pequeña inversión que el planeta y nuestros bolsillos agradecerán cada fin de mes.

Debemos empezar por hacer una revisión de todos los caños y lavaderos, verificar que no presenten ninguna fuga. De hallarla, su reparación es muy sencilla y podemos efectuarla nosotros mismos. En esta inspección podemos comprobar qué tan antiguo es nuestro inodoro. Existe un antes y un después en cuanto a los inodoros que se fabricaron a partir de 1992. Si el nuestro fue hecho por debajo de esta fecha es prácticamente una obligación reemplazarlo.

Los modernos inodoros ahorran una cantidad de agua significativa de agua por jalada. Si multiplicamos por todo el mes terminará siendo un ahorro considerable. Existe una solución casera si es que no disponemos de presupuesto para efectuar el reemplazo de nuestro inodoro en el corto plazo. Podemos llenar una botella de plástico de máxima capacidad con agua e insertarla en el tanque del inodoro. De esta forma ahorraremos cada vez que el mismo deba llenarse. Otro cambio importante que podemos hacer en nuestros hogares es reemplazar la terma de agua por una ducha eléctrica.


Estas últimas son muy prácticas y no solamente ahorraremos agua sino también una cantidad considerable de energía eléctrica. Si tenemos jardín y estamos en la capacidad de construirle un sistema de riego por goteo, también terminaremos ahorrando agua y efectivizando el riego del mismo. Esto en cuanto a los mecanismos de la casa. En cuanto a nuestros hábitos en el hogar, lo primero será acostumbrarnos a tener el grifo abierto únicamente cuando lo estamos utilizando.

Un ejemplo es en la ducha. Debemos cerrar la llave de agua mientras nos enjabonamos y abrirla sólo cuando vamos a enjuagarnos. Cuando lavamos los platos, es preferible llenar un recipiente de agua e ir tomándola de allí para la primera pasada del lavaplatos, reservándonos la apertura del grifo para el enjuague final. Del mismo modo, cuando reguemos el jardín es preferible hacerlo de noche para evitar que el agua se vapore con mayor rapidez como sucedería si lo hacemos en la mañana.

Fotos:

1 inodoro moderno tomada de flickr por plage vinilos y decoracion

2 ducha tomada de flickr por paloma cl

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...