¿Qué alimentos no pueden comer las mascotas?

Los animales no pueden comer los alimentos de los humanos. Hay que evitar ofrecer comida cruda, cafeína, teína y uvas.

Los animales no pueden comer de todo. Sí, seguro que hay comida que les encanta y que les está muy rica pero al tener teobromina puede provocar diarreas y arritmias en los animales. ¿Qué alimentos no pueden comer las mascotas?

Lo más importante es tener en cuenta dos tipos de bebidas entre las que se encuentran la cafeína y la teína. Para las personas humanas es recomendable utilizarlo por las mañanas pero a los gatos y los perros no les sienten bien este tipo de bebidas ya que aceleran el ritmo cardíaco y puede llegar a provocar problemas digestivos.

Además de estos dos tipos de bebida también hay que evitar ofrecer a los animales chuletones y filetes crudos ya que la carne sin cocinar es un caldo de cultivo de bacterias. En el caso de querer dar algo de carne se aconseja que la carne esté bien cocinada.

La grasa del aceite también es un alimento que se debe evitar en la alimentación de los animales. La grasa de los aceite siente muy mal a todos los tipos de animales y según los expertos es mejor dar carnes asadas o cocidas y no la grasa del aceite.

En este sentido hay que recordar que los animales tienen un estómago muy delicado y no hay que abusar de alimentos con mucha grasa.

Al igual que no es bueno la carne cruda para los animales, el pescado crudo no es aconsejable. Los gatos no aceptan ni toleran de forma correcta la alimentación con pescado crudo. Lo que sí que es beneficioso para los gatos es el pescado cocinado ya que aporta ácidos grasos que no se encuentran en la carne.

También hay que tener cuidado con las uvas. Este tipo de fruta es muy perjudicial para todos los animales ya que les puede llegar a provocar daños renales y hepáticos, principalmente, por las altas dosis de toxinas que contiene.

Por otra parte, al pasear a los animales por el campo hay que evitar que ingieran cualquier tipo de comida que haya en el suelo ya que puede haber toxinas que pueden provocarles graves problemas digestivos y nerviosos.

Además, al igual que para los humanos es arriesgado comer salmonella, para los animales también. A pesar que absorben bien la biotina el riesgo por sufrir un contagio es muy alto.

Por último, la leche materna puede llegar a ser un problema en los animales. No se aconseja seguir ofreciendo leche materna a los animales ya que muchos de ellos pueden sufrir intolerancia a la lactosa y en el caso de beberla pueden llegar a tener problemas digestivos graves.

FOTO/ Graham Richardson

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...