¿Cómo estar bien por dentro y por fuera?

Para estar bien por dentro y por fuera, la alimentación es un pilar: abundante consumo de frutas y verduras frescas, cereales y frutos secos, así como el uso de aceite de oliva, deben ser el ABC de una dieta sana que nutra y a la vez que nos ayude a estar espléndidos y jóvenes por más tiempo.

Las frutas y verduras, un pilar de una alimentación saludable para estar bien por dentro y por fuera

¿Cómo estar bien por dentro y por fuera? Pues, uno de los pilares es la alimentación: consumir alimentos saludables y frescos, con una gran variedad de frutas y verduras, es un imprescindible para una buena salud, tanto interna como externa. Existen algunos alimentos que por su alto contenido de compuestos antioxidantes ayudan además a retrasar el envejecimiento y a mantenernos más jóvenes y bellos por más tiempo.

Entre estos nutrientes esenciales para retrasar el proceso de envejecimiento destacan los betacarotenos (ricos en vitamina A), las vitaminas C y E, y también dentro de los minerales el selenio. Para mejorar el aspecto de nuestra piel y el interior de nuestro organismo, se recomienda el consumo frecuente de frutas y verduras (cítricos, zanahorias, tomates, manzanas, kiwis, arándanos, brócoli y verduras de hoja verde, etc.).

Los frutos secos, en todas sus variedades, los cereales (si son integrales, mejor), el aceite de oliva (pieza fundamental de la dieta Mediterránea) y los pescados azules también se incluyen dentro de este listado. El brócoli, por caso, es conocido y bien valorado por ser un gran anticancerígeno, además de antioxidante y buena fuente de minerales.

Las zanahorias, como es conocido, son fuente primera de betacarotenos que luego son precursores de vitamina A, por lo que son esenciales para proteger la piel, ojos y mucosas. El aceite de oliva también es un excelente antioxidante y ayuda en la prevención de enfermedades cardiovasculares.

Pero además de la calidad que lo que comamos, también será necesario tener presente la cantidad de lo que consumimos, o lo que también se denomina la ‘restricción calórica‘. En este sentido, vale mencionar un caso particular, en Japón: la población de Okinawa cuenta con el más alto porcentaje de habitantes centenarios, y se ha comprobado que consumen cerca de un 40 por ciento menos de calorías de las recomendadas.

De cualquier forma, siempre será necesario consumir las calorías que necesitamos (según nuestro peso y altura), y no sobrepasar ese límite para evitar el sobrepeso, mantener la salud y prevenir enfermedades cardiovasculares.

Entonces, recuerda: mantener una dieta equilibrada y nutritiva, con un consumo de grasas bajo (y preferentemente de origen vegetal), incorporar alimentos ricos en antioxidantes, hacer de 3 a 5 comidas diarias, y, también muy importante, llevar una vida activa (hacer ejercicio regularmente) y mantenerse alejado de hábitos dañinos como el tabaco y el alcohol, y con el estrés a raya (el exceso de estrés está comprobado no sólo mina la salud sino que también suma años).

Foto Luiz Fernando / Sonia Maria en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...