¿Cómo conseguir que tu gato baje de peso?

Los gatos con sobrepeso pueden sufrir enfermedades y tener una vida más complicada que si se encuentran en forma gracias a una buena dieta.

Forma de perder peso en los gatos

Aunque no nos pueda parecer un problema a primera vista, el sobrepeso de las mascotas es algo que tenemos que controlar para que no se produzca. Si hemos notado que nuestro gato ha engordado mucho necesitaremos que baje de peso, y para ello tenemos que poner mucho de nuestra parte. Piensa antes, eso sí, que para que tu gato engorde de peso la proporción es distinta a la de las personas. Si, por ejemplo, un gato que pesa tres quilos pasa a pesar cuatro en uno o dos meses, estaremos ante un problema de sobrepeso al que habrá que dar solución.

Lo primero será comprar un pienso especial para el gato que esté recomendado a la hora de bajar de peso. Para ello se recomienda realizar la compra en un veterinario y dejar de darle a la mascota el pienso del supermercado, con el cual no se podría ayudar al gato. A partir de este momento lo fundamental es cambiar la rutina de comidas del gato. Si normalmente tiene su plato puesto en un lugar de la casa y va a él cuando quiere, nos tendremos que ocupar de no llenárselo hasta arriba cada vez que lo agote. En lugar de esto comprueba las indicaciones del pienso en el reverso del envase. Ahí se indica la proporción de gramos y cantidad de pienso que le debemos dar a lo largo del día.

Si tu mascota es inquieta divide la comida que puede comer al día en cuatro partes y así lo tendrás satisfecho durante más tiempo, evitándose que se vuelva a dar un atracón. Notarás que los primeros días el gato está muy encima de ti, pidiéndote más comida, pero intenta contenerte y no darle más de lo que debería comer. Te lo acabará agradeciendo.

Lo que sí tendrás que asegurarte, sobre todo en verano, es de que el gato bebe suficiente agua. A veces pueden dejar de beber si no comen tanto como antes, pero es importante que lo controles. Si tu gato tiene alguna manía en relación con beber agua, como beber del fregadero cuando está el grifo abierto, dale el capricho de poder hacerlo en aquellos momentos en los que veas que bebe menos agua.

Realiza controles en el peso de la mascota de forma habitual. Pésate con ella en brazos tras haber contabilizado antes tu propio peso y así podrás realizar un seguimiento exhaustivo de lo que pesa la mascota. A medida que vaya bajando de peso podrás ir reestableciendo unas dosis alimenticias un poco más amplias.

Foto: Dan Perry

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...