¿Cómo cenar fresco y sencillo en verano?

Os damos algunas ideas de cenas fáciles de preparar y fresquitas que os vendrán muy bien para superar el verano.

Ensalada en verano

Con la llegada del verano y las olas de calor lo que menos nos apetece es comer. Comenzamos a perder peso de forma inevitable no porque hagamos dieta de manera voluntaria, sino porque cada vez tenemos menos ganas de comer. Es una realidad que nos lleva a tener muchos problemas, sobre todo en las cenas, para decidir qué queremos comer. Y al final acabamos sin comer nada, lo cual como ya sabéis, no es nada bueno para el cuerpo.

Por eso queremos daros algunas buenas ideas que os permitirán cumplir dos cosas en cuanto a las cenas: que sea algo fresco y además sencillo de preparar. Porque lógicamente tampoco nos apetece estar metidos en la cocina y que el calor de los fuegos nos haga sudar.

Una opción fundamental es la ensalada. Pero os recomendamos que no os limitéis a las ensaladas clásicas. No hay motivo por el cual tengáis que cenar un poco de lechuga sin más. ¿Por qué no le damos un toque de variedad? Sobre todo, si no estáis a dieta, podéis combinar una mayor parte de ingredientes e incluso recurrir a alguna salsa que os guste, como la césar, que siempre está de moda.

Entre los ingredientes posibles para la ensalada cuenta prácticamente cualquier cosa que tengáis en la nevera o la cocina. Podéis ponerle un poco de embutido, mejor si es de pavo, atún, cocer un poquito de pasta, palitos de cangrejo, atún, huevo duro, pepino, zanahoria, tomate, trocitos de queso, e incluso si recurrís al pavo también puede quedar muy bien el chorizo o el salchichón. Hay distintos tipos de ensalada y en vuestra mano está el innovar de manera suficiente como para que no os canséis también de las ensaladas.

Otra buena idea son las natillas. Os vais a sentir como niños, pero unas natillas hechas en casa (no compradas en el super como postre) pueden ser una cena muy refrescante. Hablamos de unas raciones generosas, con preparación doméstica y mucho amor puesto en la preparación. También podéis recurrir al habitual menú de fruta con un buen tazón de cereales. Pero mucho ojo, hablamos de trozos de frutas en una cantidad adecuada, de unos cereales consistentes y de una buena ración de leche. Hay personas que cambian la leche por zumo, pero eso es algo que queda a gusto de cada uno.

Para terminar, otras ideas frescas para cenas: gazpacho (acompañado de algo más para darle consistencia), melón con jamón (o piña con jamón, también queda muy bien) y cremas frías de distintos sabores.

Foto: stevepb

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...