Un buen momento para la formación

Es muy cierto el refrán que dice que el saber no ocupa lugar. Ya sea como hobby, para reciclarnos o para buscar una salida profesional, formarse siempre es útil. Y una excelente herramienta para ello son los cursos online. Existen muchas webs que los ofrecen, pero una de las mejores es ‘Apréndelo’, en la que, con un sólo clic, tendremos a nuestra disposición un listado con información de todos los estudios que nos interesan.

Un viejo refrán dice que el saber no ocupa lugar y sin duda es muy cierto. Todo lo que aprendemos es aprovechable en algún momento de la vida incluso profesionalmente. De hecho, no son pocas las personas que, gracias a algo que habían estudiado al margen de su formación académica, han podido reciclarse, encontrar trabajo y ganarse la vida.

Y nunca es tarde para hacerlo, pues, aunque no lo necesitemos, aprender siempre es una fuente de enriquecimiento personal, una forma de mantener la mente activa o, simplemente, el modo de desarrollar una afición. Hace unos años, se nos podría alegar que formarse implica gastos, desplazamientos y la ocupación de un tiempo del que posiblemente no se dispone.

Foto de un centro de estudios

Un moderno centro de estudios

Pero, desde la irrupción de Internet, estos argumentos –que no dejan de ser una excusa- ya no tienen validez, puesto que son innumerables los cursos de todo tipo que pueden realizarse a través de la Red. En efecto, desde fontanería hasta conocimiento del antiguo Egipto –por poner dos ejemplos muy diferentes-, todo puede estudiarse a través de Internet. Tan sólo necesitamos un ordenador y una conexión a aquél.

Son muchas las webs en las que puede encontrase detallada información y enlaces a estos cursos online. Pero una de las más interesantes es, a nuestro juicio, el portal ‘Apréndelo’, cuyo slogan –”inspirando a estudiantes e informando a educadores”– ya nos brinda una idea de lo que nos ofrece: tanto información para aquéllos que deseen realizar un curso de cualquier tipo como recursos para profesores y personas que se dediquen a la enseñanza en general.

Por otra parte, con la actual coyuntura económica, todo invita a continuar formándose. Quiénes hayan tenido la desgracia de quedarse en paro, con el objetivo de conocer otra áreas laborales que faciliten su búsqueda de un nuevo empleo. Y, quienes tengan la suerte de conservar su trabajo, por lo que pueda ocurrir, ya que en esta situación de inestabilidad, ninguno estamos seguros.

Personalmente conocemos casos tristes de personas que, cuando comenzó la crisis, se mostraban muy tranquilos creyendo que ésta no les iba a afectar debido a sus circunstancias –empleo de muchos años en una empresa pujante-. Pero, al verlos unos meses más tarde, aquella seguridad se había convertido en zozobra: el negocio había caído en picado y, probablemente, los dueños estaban pensando en reducir plantilla.

Foto de un fontanero

Con los cursos online, puede aprenderse cualquier oficio o profesión

Por todo ello, en esta jungla en que se ha convertido el mercado laboral –siguiendo el refrán-, el saber, es decir, la formación, no ocupa lugar. De lo contrario, corremos otro riesgo que tampoco debe infravalorarse: quedarnos desfasados, anticuados.

Y ello nos lleva a otra faceta importante del estudio: el reciclaje. Todo profesional sabe que es necesario estar permanentemente actualizándose. Cada día aparecen nuevos aspectos de nuestro trabajo que exigen que nos pongamos al día. Un abogado debe estar al tanto de las nuevas leyes que se promulgan. Un pintor debe conocer nuevos materiales y texturas que se comercializan. Un profesor debe conocer las nuevas tendencias educativas. En fin, podríamos continuar brindando ejemplos.

Algunas personas, al leer estas líneas, podrían argumentarnos que ellas ya no necesitan nada de eso, pues están jubilados. Efectivamente, tienen razón, pero ello nos lleva a otro aspecto destacado de la formación: ¿qué mejor momento para aprender cosas que nos gustan ahora que ya no trabajamos y para las que, cuando lo hacíamos, no teníamos tiempo?

Todos tenemos alguna afición. A unos les gusta la historia, a otros la literatura o a otros las manualidades. El momento de la jubilación, con mucho tiempo libre, es una ocasión excepcional para dedicarnos a aquello que siempre nos gustó pero para lo que no teníamos tiempo.

Y la gran ventaja que poseemos actualmente –como decíamos antes- es que ahora podemos hacerlo sin salir de nuestro domicilio. Hasta hace no tanto tiempo, la formación requería costosos gastos de desplazamientos y precios de los cursos. Además, el hecho de tener que estar pendientes de horarios resultaba incómodo.

Foto de una figura de papiroflexia

también las aficiones, como la papiroflexia, pueden aprenderse en cursos online

Sin embargo, hoy todos estos inconvenientes han desaparecido con la llegada de Internet, que, entre otros muchos recursos, nos permite realizar estudios online. Desde la comodidad de nuestra casa, sin horarios y por precios económicos –a veces de modo gratuito- podemos estudiar casi todo lo que nos apetezca, desde un master hasta un curso de escritura creativa, pasando por una carrera universitaria.

Todas ellas son, sin duda, excelentes ventajas. El hecho de ponernos a estudiar a la hora que queramos, por ejemplo, es una gran facilidad. Todos tenemos muchas cosas que hacer y, si tenemos una clase a una hora determinada, tenemos que organizar nuestro día en función de ese horario. Sin embargo, al realizarlo online, podemos sentarnos a estudiar en nuestros ratos libres, por la mañana, por la tarde o por la noche, a cualquier hora tenemos nuestros materiales para hacerlo. Por no mencionar que casi todos los centros que ofertan cursos por Internet cuentan con un campus online que funciona las veinticuatro horas del día.

También constituyen excelentes ventajas la cuestión económica –estos cursos son mucho más baratos- y el hecho de poder estudiar desde casa. Todos los pedagogos insisten en que es muy importante para estudiar el hecho de poder hacerlo en un ambiente cómodo y tranquilo. Qué mejor lugar para hacerlo, por tanto, que nuestro domicilio, donde nadie nos distrae ni molesta.

Foto de un ordenador personal

Para realizar un curso online, tan sólo necesitamos un ordenador y una conexión a Internet

Por todos estos motivos –y algunos más que, sin duda, nos dejamos en el tintero- la enseñanza online constituye una excelente opción para estudiar. Y, como señalábamos, entre las distintas webs que ofertan todo tipo de cursos por Internet, una de las más completas e interesantes es ‘Apréndelo’.

Simplemente introduciendo el nivel de estudios al que queremos acceder y el sector a que se refieren las enseñanzas, ‘Apréndelo’ nos presenta, a un solo clic, todos los cursos online que podemos realizar en la actualidad. Por ejemplo, si queremos formarnos en hostelería, basta introducir la palabra curso y, a continuación, el sector, es decir, ‘hostelería y turismo’. Inmediatamente, ‘Apréndelo’ nos presenta ochenta y un cursos de nuestra área que podemos estudiar.

Como puede apreciarse, se trata de una excelente opción. Desde aquí animamos a todos los lectores a probar esta web y a continuar formándose porque, como decíamos al principio, el saber no ocupa lugar.

Fotos: Centro de estudios: Fanáticos del diseño y la arquitectura en Flickr | Fontanero: Arkángel en Flickr | Cisne de papel: Archivaldo en Wikimedia | Ordenador: Garethjmsaunders en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...