Aprender árabe online

Cada vez son más los interesados en aprender una lengua con más de 300 millones de hablantes en el mundo. Es por eso que la red está plagada de recursos para hacerlo. En este artículo ponemos a vuestra disposición unos cuantos, pero también os recomendamos practicar de vez en cuando con alguien que domine el idioma y pueda resolveros dudas. Parece complicado, pero es algo que también puede hacerse por internet.

La iniciación a un alfabeto distinto requiere paciencia y práctica

El árabe es un idioma en alza y cada vez hay más gente con ganas de estudiarlo. Es por eso que la red esta bastante nutrida de recursos para aprender lo básico, sobretodo lo referente al alfabeto y a las típicas frases fáciles para salir de un apuro. Estos cursos siempre se basan en el aprendizaje de árabe culto, que es el común a todos los países bajo la influencia del idioma y que, por tanto, nos permite movernos por más territorios.

Para introducir un poco el tema, deciros que el árabe, en sus distintas variedades, tiene más de 300 millones de hablantes en todo el mundo. Además, es el idioma oficial de la religión musulmana, con más de 900 millones de creyentes. Como muchos ya habréis observado, se escribe de derecha a izquierda y de forma ligada, de tal modo que una misma letra puede tener cuatro formas distintas de escribirse y que dependerá de su situación en la palabra. Esta es la parte mala, pero la buena en comparación a otros idiomas es que cada grafema se corresponde a un fonema. Esto significa que apenas existen letras mudas (como nuestra “h”), letras omitidas (como sucede con la “r” final de los verbos en algunas variantes dialectales del catalán) o letras que en determinadas posiciones tengan un valor distinto al que les corresponde en un principio (como sucede, por ejemplo, con la “c” castellana). Se trata de una lengua sin letras mayúsculas y, dado que muchos nombres árabes acostumbran a tener significado, se los encierra entre paréntesis o comillas para evitar confusiones. Como curiosidad, los puntos suspensivos acostumbran a ser dos y no tres.


Dicho lo básico, seguro que tenéis ganas de introduciros un poco en el idioma. Para empezar, hará falta un dominio básico del alfabeto. En este enlace y en cinco fáciles pasos podréis iniciaros en la materia, y también puede que os parezca interesante aprender a escribir los números. Como sabemos que el habla es básico, en este vídeo de youtube con la fonética árabe se muestra la pronunciación de cada letra. Va un poco deprisa, así que recomendamos ir parándolo para practicar. Todo ello lo podréis posteriormente perfeccionar consultando las bases gramaticales del árabe, que suelen ser esenciales para dominar una lengua. Hecho esto, ya podréis lanzaros a practicar frases y diálogos sencillos.

De todos modos, hay que se muy cuidadosos cuando aprendemos una lengua tan distinta a la nuestra a través de la red. Y es que, por ejemplo, el árabe tienen variantes fonéticas y gramáticales que sólo entenderemos si las estudiamos con la ayuda de alguien que lo domine. Si no lo hacemos así, podemos acabar viciando dejes o manias que luego nos costará mucho corregir. Así pues, un buen consejo en este caso sería ofrecerse a un intercambio lingüístico. Es un sistema cada vez más de moda, y, según nuestro lugar de residencia, no nos costará encontrar interesados en mejorar su español. Pero si, por lo que sea, no lo tenemos tan fácil, podemos acceder a Palabea.net, una plataforma de la que ya os hemos hablado alguna vez. Podréis hacer intercambios online y consultar vuestras dudas a expertos.

Tenéis suerte, el árabe esta cada vez más a la última y los recursos para aprenderlo son inagotables. ¡Aprovechadlo!

Foto: Qur’an por Doctor Yuri en Flickr.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...