¿Quién fundó la cadena de comida Rodilla?

La popularidad de los sándwiches de Rodilla se mantiene desde que nacieran en el año 1939 en la ciudad de Madrid con un local en Callao.

Historia de la cadena Rodilla

Rodilla es una cadena especializada en la venta de sándwiches, presentada a modo de negocio de comida rápida, pero caracterizada por aportar a sus productos un toque de calidad, normalmente más sano que el de otros negocios similares. Su existencia no es reciente, remontándose a finales de la década de los años 30, si bien en tiempos recientes se ha renovado de forma notable con la misión de conseguir causar un mayor impacto entre los consumidores.

En el complejo mercado de las franquicias, donde hay muchos restaurantes de comida rápida intentando captar clientes y aumentar sus beneficios, Rodilla siempre ha apostado por los sándwiches. En tiempos recientes ha introducido otro tipo de bocadillos y complementos, pero principalmente su producto más característico, y el cual le ha proporcionado fama, es el de los sándwiches.

El origen de Rodilla se remonta a nada más y nada menos que el año 1939 y su debut no se produjo en un pueblo, en una localización remota de la capital o en algún sitio similar. No, en realidad, Rodilla se estrenó con un primer local situado en la céntrica Plaza de Callao. Este local, aunque ha sufrido remodelaciones con el paso del tiempo, se mantiene abierto y sirve como centro de la cadena para satisfacción de sus clientes.

Este primer Rodilla abrió en la nochebuena de 1939 y empezó como tienda especializada en la venta de embutido. Poco después su fundador conoció el denominado como pan inglés y empezó a prepararlo para intentar convertirlo en una alternativa al bocadillo español de toda la vida. El negocio funcionó muy bien, tanto que rápidamente se empezaron a ver colas en la tienda, sobre todo a la salida del cine. Por aquel entonces no se podían vender bebidas, por lo que se daba vasos de agua para quien estuviera interesado en beber algo mientras consumía los sándwiches.

El segundo local se inauguró tiempo después en Princesa y a partir de allí, una vez llegados los años 90, Rodilla se estableció como una franquicia de peso para expandirse a través de todo el país. Los sándwiches de Rodilla han seguido fabricándose de forma artesanal, cuidando los ingredientes y el relleno, así como innovando en los ingredientes, aunque cuentan los responsables de la cadena que el sándwich de ensaladilla sigue siendo el más vendido de todos. Es un negocio puramente español, que nació en una época complicada y que se mantiene muy en forma en la actualidad, con los hijos del fundador haciéndose cargo del negocio.

Vía: El Mundo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...