¿Quién creó la hamburguesería Five Guys?

Las hamburgueserías Five Guys han llegado a España con una apertura que se ha producido en la capital.

Five Guys Madrid

Acaba de abrir en Madrid la primera hamburguesería Five Guys, una cadena norteamericana de gran popularidad que ha visto en España una buena oportunidad de expansión. Se han asentado en plena Gran Vía, en un punto fundamental de la misma por su cercanía con la Plaza de Callao. En el día de apertura se han formado largas colas que han durado desde el punto de la mañana hasta la madrugada, aprovechando en este éxito la fama de la celebración de Halloween.

¿Pero de dónde sale Five Guys? ¿cuál es su historia? El origen de la hamburguesería data del año 1986, cuando la pareja formada por Janie y Jerry Murrell, junto a sus cuatro hijos, tomó la decisión de inaugurar un local. El nombre de Five Guys hace referencia al padre y sus hijos (Jim, Chad, Matt y Ben). Posteriormente nacería otro hijo más, Tyler, por lo que el padre decidió quedarse al margen del nombre. Cada uno de sus hijos trabaja en un puesto distinto dentro de la empresa, ocupándose de las materias primas, de las franquicias y de muchos otros aspectos.

El primer local de Five Guys se inauguró en el Westmont Shopping Center de Arlington. El cabeza de familia sabía que era necesario ofrecer un buen producto, limpieza y un trato adecuado para triunfar. Dice él mismo que se excedió en conseguir la mejor comida. Y eso es algo que han mantenido hasta el día de hoy en cada una de sus franquicias y aperturas.

La filosofía de la cadena es trabajar solo con productos frescos. No congelan, no usan microondas ni tienen ningún tipo de truco que afecte a la calidad de la comida. Toda su carne es de vacuno y tiene que haber sido criado de una forma específica. Con las patatas son muy específicos, dado que tienen que proceder de cultivos que se encuentren por encima del paralelo 42 norte. Esto puede sonar extraño e irrelevante, pero dicen que las patatas que proceden de estas posiciones son mucho mejores que las del sur y es algo que se confirma a diario por su clientela.

La honestidad es clave para Five Guys. Cada día indican de dónde proceden las patatas que están ofreciendo y que producen a diario. Nada es congelado y las patatas se fríen en un aceite especial de cacahuete que le proporciona un sabor añadido a este alimento. Lo mismo ocurre con los bollos de pan. Todo es natural y del día. En su apertura original se beneficiaron de que en el centro comercial había una panadería que les proporcionaba los bollos.

Five Guys en España

El primer Five Guys cerró posteriormente y se reabrió en Alexandria, que también cerró. Pero entre apertura y apertura la cadena se encontró con cinco locales en activo en 2001. Ahí fue cuando comenzaron a franquiciar con Fransmart y lograron que en poco tiempo ya hubiera cientos de locales de la cadena Five Guys. En 2004 ya tenían 300 locales y en 2012 la cantidad había superado las 1000 hamburgueserías. Poco después, en 2013, se produjo la primera apertura internacional, que se llevó a cabo en Reino Unido. Su llegada a España parte de esta expansión internacional.

La apertura madrileña se ha producido en el número 44 de la Gran Vía en un local de tres plantas. Se mantienen todos los elementos de la franquicia desde su origen. Se gasta poco dinero en decoración y no se invierte nada en publicidad, porque Five Guys cree que la publicidad la harán los propios clientes cuando queden satisfechos. Eso siempre ha estado en su ADN.

El estreno en España respeta todas las particularidades de los locales originales, como proporcionar a los clientes la posibilidad de llevarse un buen puñado de cacahuetes con cáscara gratis. Las hamburguesas son sencillas, pero es posible poner todos los toppings que queramos sin pagar nada. Lo mismo ocurre con los característicos batidos de la cadena, que pueden llevar multitud de añadidos, incluso el bacon que tanto sorprende a los consumidores que todavía no han probado la cadena en otros países. En este sentido los batidos pueden llevar ingredientes adicionales como plátano, cereza, leche malteada, fresa, mantequilla de cacahuete, café o galletas oreo.

Y las hamburguesas tienen toppings como pepinillos, lechuga, champiñones a la plancha, cebolla a la plancha, jalapeños, tomate o multitud de tipos de salsa para que seleccionemos la que más nos guste. En cuanto a las patatas fritas, se pueden tomar al estilo Five Guys o de estilo cajón y la carta también tiene varios perritos calientes y sándwiches. En general una carta sencilla, pero que invita al descubrimiento. Eso sí, con calma para pedir los ingredientes que prefiramos. No es comida rápida, sino tranquila.

Como un cartel que los Five Guys pusieron ya en el primer local que inauguraron, si estás buscando comida rápida seguro que encuentras alrededor muchos otros lugares donde comer.

Vía: Five Guys

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...