¿Qué era Fruitopia?

En la década de los 90 se pudo consumir la bebida Fruitopia, un refresco de sabores que proponía un estilo diferente a los aficionados a las frutas.

El refresco de zumo Fruitopia

Los aficionados a los refrescos recordarán con nostalgia una marca que despuntó durante un tiempo en la década de los 90, pero que terminó cayendo en desgracia pocos años después. Hablamos de Fruitopia, una bebida que combinaba refresco y zumo para crear un producto muy diferente, sobre todo por los distintos sabores que se proponían a los consumidores.

Era una época en la cual el mercado tenía espacio para algo que se distanciara de los habituales refrescos y The Coca-Cola Company decidió probar suerte con esta idea. Sus anuncios publicitarios cargados de psicodelia y mensajes que lavaban, en cierto modo, la mente del consumidor, eran igual o más extraños que los propios nombres de los sabores, cuyo resumen en la tienda o el bar solía ser «el de frutas del bosque» o «el de plátano».

El sabor a zumo era bastante notable y perceptible, no limitándose a resultar una mezcla con poca cantidad de zumo, sino que tenía un buen sabor a frutas, además de una textura suave que lo hacía más agradable. No obstante, la carrera de Fruitopia se encontró con demasiados rivales en su camino y terminó por no mantener un nivel de ventas aceptable para los ejecutivos de The Coca-Cola Company.

La bebida, que comenzó vendiéndose en forma de botellines tal y como ahora encontramos los zumos, una filosofía por la que también optaba en cierta medida la marca rival Radical, acabó pasándose a las latas de formato refresco tradicional. Esto permitió que Fruitopia llegara más lejos, estando disponible en las máquinas de refrescos junto a Coca-Cola. Fanta o Nestea. Esto podría haber sido el punto de inflexión de la bebida, pero el éxito tampoco parece que fuera demasiado elevado. Al final Fruitopia dejó de existir como bebida en nuestro país.

Hubo algunas zonas del mundo donde se ha mantenido en activo, aunque bajo una filosofía de producto distinta, con cambios de sabores y de formato. En Alemania, por ejemplo, se ha transformado en Minute Maid, la marca de zumos que sí logro vender suficiente en nuestro país. Y en Estados Unidos y Canadá se puede acceder a distintos sabores, pero distintos a los que estuvieron accesibles en nuestro mercado. Para el recuerdo han quedado las muchas bebidas de las que disfrutaron los consumidores y que, hoy por hoy, solo seguirán siendo un dulce recuerdo de juventud, dado que la marca es muy poco posible que vuelva al mercado.

Vía: WikiPedia

Foto: Phil Nelson

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...