¿Cómo se prepara el café más caro del mundo?

El café más raro y caro del mundo necesita que unos elefantes participen en la producción del mismo.

Un café muy extraño

Una buena taza de café por las mañanas para despertarnos es genial y la de después de comer tampoco está nada mal. A los que somos cafeteros nos encanta simplemente el olor que destila y entendemos que en el mundo exista un alto índice de consumo de esta sustancia. Por ello en el mercado podemos adquirir café de muchos tipos, aunque el canadiense Blake Dinkin ha creado un nuevo producto que ya se ha presentado como el café más caro del mundo.

La particularidad de esta nueva idea de Dinkin está en la preparación de este delicioso café. A diferencia de los habituales, el empresario no se dedica a recolectar grano por grano hasta conseguir una cantidad considerable para comercializarlo. Para elaborar su café Dinkin necesita de la ayuda de unos grandes animales: los elefantes.

Y ahora os preguntaréis: ¿qué tendrá que ver? Mucho en realidad. Según explicaba este emprendedor, cuando llegan las épocas de sequía los elefantes se dirigen hacia las grandes plantaciones de café para buscar comida. Al oír esto, Dinkin lo empezó a ver claro: su café se fabricaría a partir de los granos que se encontrarían en las defecaciones de los elefantes.

Al principio no fue nada fácil, puesto que había que dar con la tecla para que este café no supiera mal. Tras múltiples pruebas y más de 10 años experimentando, Dinkin por fin lo consiguió. Estuvo mucho tiempo dando vueltas por el mundo hasta que finalmente se asentó en una pequeña población de Tailandia y ahí obtuvo la respuesta. Utilizaría a los elefantes para elaborar un excelente café, estando el secreto en la alimentación que se le da a estos animales.

El empresario les da unos gramos de café al día, que no supone más del 1% de su alimentación diaria y además los mezcla con frutas, arroz y verduras. Al combinar todos estos alimentos en el interior del animal las enzimas del estómago eliminan el sabor amargo del café, mientras que las frutas y las verduras le otorgan uno más dulce y suave. Así nació su marca: Black Ivory, o lo que es lo mismo, Marfil Negro.

En la actualidad, Dinkin le da trabajo a muchas familias de Ban Ta Klang (el poblado tailandés donde vive), ya que ofrece 9,3 euros por kilo a cambio de que ellos recolecten los granos de café expulsados por los elefantes. Al tener una elaboración tan cuidadosa este producto es bastante caro, pudiendo costar una taza más de 60 dólares. En Internet se venden los 100 gramos a unos 180 euros y parte de los beneficios que se consiguen con sus ventas Dinkin los dona a una organización para el cuidado de estos animales.

Vía: Black Ivory Coffee

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...