¿Cómo preparar un huevo en el microondas?

Si utilizamos esta receta podremos comer huevo sin tener que freírlo en la sartén, algo que nos ayudará a reducir el colesterol.

preparar huevos

¿A quién no le gusta un buen huevo frito? Nosotros no conocemos a nadie que no haya tomado alguna vez este delicioso manjar rápido y fácil de preparar. Pero te proponemos un reto ¿has comido un huevo frito sin freírlo? Sí, como lo oyes, hemos preparado este plato sin utilizar ni sartenes ni aceites ¿Te lo crees? Si no estás muy convencido entonces apúntate esta nueva receta porque te aseguramos que trae cola y ya verás que el resultado te encanta.

A la hora de hacernos un huevo frito lo primero que cogemos es una sartén y le echamos un poco de aceite. Este sería el procedimiento habitual, pero hoy vas a aprender otra técnica que no necesita ninguno de estos elementos. Además, al no usar aceite nuestro plato será mucho más sano y tampoco tendremos que perder tiempo en limpiar luego los utensilios de cocina.

Para preparar un huevo en el microondas no necesitamos gran cosa, tan solo un huevo y un poco de sal. Fácil ¿verdad? Se pueden añadir también otros complementos como la mantequilla pero eso ya es a gusto de cada uno, así que lo dejaremos para más adelante. Una vez que tenemos nuestros ingredientes preparados tendremos que coger un bol o un vaso. Lo ideal es que sea cual sea el que utilicemos tenga una base grande, ya que tendremos que depositar allí el huevo y queremos que mantenga su forma perfecta.

Cogemos el bol y partimos el huevo. Eso sí, ten mucho cuidado al hacerlo para que la yema no se rompa, si no nuestro huevo no lucirá luego impecable. Después añade un poco de sal, pero tampoco te pases que ya sabemos que no es bueno excederse con ella. Que se lo digan a nuestro colesterol…

Ya hemos hecho todo el trabajo, ahora tan solo falta que introduzcas el bol en el microondas, lo configures a una potencia media y lo dejes calentar unos 40 segundos aproximadamente. Te recomendamos que estés pendiente y así controles si el huevo se ha hecho por completo. Una buena técnica para saberlo es pinchar el huevo con un tenedor. Si sale limpio habremos terminado, pero sino caliéntalo un poco más. Siempre hazlo en intérvalos de 5 segundos, no vaya a ser que se nos chamusque el huevo. Cuando esté totalmente hecho lo sacamos del bol con una cuchara y lo ponemos en el plato. Ahora sí es el momento de añadirle la mantequilla o lo que quieras para poder disfrutar de esta comida tan sana.

Foto: Einladung_zum_Essen

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 1,00 de 5)
1 5 1
Loading ... Loading ...