¿Cómo preparar un batido con helado?

La preparación de un batido con helado solo requiere unos pocos minutos de esfuerzo y da como resultado una fantástica propuesta para el verano.

Batido de frambuesa

Parece que la temperatura está cambiando casi sin que nos demos cuenta. Ya empezamos a abandonar la manga larga y lo que nos apetece son cosas fresquitas. Los batidos siempre son una propuesta que triunfa en cualquier hogar y aunque los podemos preparar con fruta, hoy vamos a hablar de batidos compuestos por helado. Estos son los que más les gustan a los niños, aunque no se debe abusar de ellos porque no son precisamente los más sanos que podemos preparar en el entorno del hogar.

En unos minutos tendremos el batido preparado y no requiere un gran conocimiento. Los ingredientes incluyen, por supuesto, helado. Es importante valorar la cantidad que queremos preparar, pero si hablamos de una cantidad media pondremos alrededor de seis bolas de helado. Recomendamos tener la herramienta clásica de las heladerías para sacar las bolas del envase que hayamos comprado previamente en el supermercado. El sabor del helado lo ponéis vosotros, aunque la vainilla y el chocolate son los más clásicos.

También necesitamos leche, un poco de nata para darle al batido una decoración atractiva en su parte superior y sirope que pueda decorar la nata. No le pondremos azúcar salvo que el helado que hayamos elegido sea muy poco dulce, pero resulta poco habitual.

Para comenzar tenemos que preparar la batidora y poner el helado, echando leche de forma que llene el envase superando al menos hasta la posición que había sido tapada por el helado. La cantidad de leche se puede aumentar posteriormente y no existe una medida específica. En este caso recomendamos batir y batir hasta el momento en el que quede de la textura que más os guste. Hay algunas personas que lo prefieren espeso y otras que optan por el batido cuanto más líquido sea posible. En este sentido podréis poner más o menos leche dependiendo de vuestra preferencia.

Cuando ya tengamos la mezcla la ponemos en los vasos, que es recomendable que estén un poco fríos previamente, y decoramos en la parte superior con la nata. A la nata un poco de sirope le sienta perfecta, pero también podemos poner otros ingredientes pensados para la decoración de este tipo de bebidas. Por ejemplo, en los supermercados venden pequeños envases con virutas de chocolate que pueden quedar de forma estupenda en el batido. El estilo que le acabéis de dar depende de vosotros. Otro buen añadido es un barquillo, dado que permite empezar a tomar el batido con una sensación más veraniega.

Foto: HealthyFoodImages

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...