¿Cómo preparar tortitas con queso y fruta?

Las tortitas con queso y fruta se pueden convertir en uno de los platos preferidos de la familia para meriendas y desayunos.

Tortitas con frutas

Hace tiempo que no os traíamos ninguna receta y ya sabéis que aunque no somos muy cocinillas lo que nos encantan son los dulces. Hoy vamos a proponeros una receta muy rápida y sencilla que además es una comida perfecta para todo tipo de personas. Hablamos de las tortitas con queso y fruta, un plato delicioso que recomendamos tanto para la merienda como para el desayuno.

A la hora de preparar tortitas con queso y fruta debemos tener muy claro cuales son los ingredientes que tenemos que utilizar. La fruta es el elemento más importante de esta receta y vas a necesitar un kiwi, una naranja y un plátano. Si ya lo tienes ahora también vamos a coger una masa de empanadillas, pero tiene que ser light, al igual que la crema de queso. En el caso de que no tengas una crema light puedes utilizar algún tipo de queso cremoso que sea bajo en calorías. Finalmente, hay que tener a mano miel y un poco de canela: recuerda que vamos a preparar una comida dulce.

Si aún te estás preguntando porqué utilizamos masa de empanadillas es porque nuestras tortitas van a ser un poco distintas a las habituales. Ya veréis cómo al final crujen, y eso es algo que nunca ocurre con las tortitas.

Una vez que hemos cogido todos los alimentos que nos hacen falta para nuestra receta es el momento de empezar a prepararla. Lo primero que tenemos que hacer es meter la masa de empanadillas en el horno. Lo ideal es que lo pongas a unos 170 grados y la dejes en el interior durante 5 minutos aproximadamente. Este tiempo siempre va a ser orientativo porque nuestro objetivo es que la masa se dore, por tanto en el momento en el cual la veas más tostada puedes retirarla del horno.

Mientras se dora la masa debes ir cortando las piezas de fruta que hemos escogido. Tienes que cortarlas en rodajas muy finas y cuantos más trozos mejor, porque así las tortitas tendrán una mayor consistencia. Cuando ya hemos troceado las frutas y la masa está dorada la retiramos del horno, dejamos que se enfríe un poco y untamos sobre ella el queso cremoso. Te recomendamos que le des solo una capa o podría quedar algo empalagoso. En el momento en el cual ya tenemos untado nuestro queso, añade a la masa las rodajas de fruta. Con respecto a la fruta, no tienen porqué ser cantidades iguales de cada una de ellas, puedes añadir más rodajas de la que más te guste si te apetece.

Después de haber hecho todos estos pasos nos quedará el toque final. Añadiremos la miel y la canela. En este caso no hay una cantidad fija estipulada: estos ingredientes puedes incluirlos según tu propio gusto, ya que todo va a depender de los dulcero o dulcera que seas. Y listo, con eso ya tenemos nuestras tortitas, una comida muy sencilla y rápida de preparar.

Foto: Security

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...