¿Cómo preparar pizza en la sartén?

Os contamos cómo podéis preparar una pizza casera de lo más deliciosa haciendo uso solo de una sartén.

Pizza en la sartén

Los consejos que os solemos proporcionar para cocinar suelen implicar dos cosas. Una de ellas es que sean ideas para que cocinéis de manera más sana. La otra es que podáis cocinar con más facilidad. Si combinamos ambas cosas se trata de una idea de campeonato, pero no es habitual. Hoy a lo que os queremos enseñar es a preparar pizzas de forma sencilla en la sartén. Si sois de los que siempre os quedáis con las ganas de preparar pizza en casa por no tener horno, vamos a compartir con vosotros una guía que os permitirá, de una vez por todas, quitaros el gusanillo. Y lo más posible es que acabéis enganchados.

¿Es posible o es fantasía? ¡Es muy posible! Necesitáis una masa de pizza congelada. La podéis comprar en cualquier supermercado, pero recomendamos las de masa fina si podéis acceder a ellas (depende de las marcas a las que tengáis acceso).

Primero ponemos tomate natural sobre la masa, un poquito de orégano y después la mozzarella. Conviene repartir todos los ingredientes de forma equitativa. A continuación tenéis que elegir qué ingredientes ponerle a la pizza. Os recomendamos que hagáis uso de vuestra inventiva y que penséis en cuáles son los sabores que más os gustan en la pizza.

Tenéis la oportunidad de mezclar muchos ingredientes, de hacer dos mitades distintas o de probar cualquier tipo de idea que se os pueda ocurrir. Cuando la pizza ya esté preparada ponéis la sartén en el fuego, a un grado de temperatura medio y ponéis una tapa en la sartén. Este último punto es fundamental, dado que será lo que ayudará a que la pizza se cocine de forma adecuada. Os sorprenderéis porque la masa crujirá y todo estará muy bien cocinado. Incluso si habéis estrellado un huevo sobre la masa, este se hará de forma que resulte muy delicioso después.

A continuación lo único que tenéis que hacer es poner en la preparación una dosis de paciencia muy alta. La pizza tardará bastante en cocinarse dependiendo de lo tostada que la queráis. De vez en cuando podéis levantar la tapa para ver cómo va quedando e incluso levantar un poco la masa con una herramienta de cocina con la intención de ver si se está tostando la parte de abajo. Cuando saquéis la pizza de la sartén descubriréis que habréis preparado pizza sin horno y de manera muy sana con los ingredientes más naturales.

Foto: Ajale

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...