¿Cómo preparar pavo relleno de Navidad?

Compartimos con vosotros la receta casera del pavo relleno de Navidad, un plato perfecto para estas fechas.

pavo de Navidad

Si no sabes lo que hacer de cena en estos días de Navidad, vamos a proponerte un plato exquisito: pavo asado relleno. Es un producto típico en Navidad con el cual podremos ofrecer a los nuestros una cena riquísima.

Para preparar nuestro plato estrella necesitamos una pieza de pavo, mantequilla, una cebolla, aceite de oliva, 100 mililitros de brandy, laurel, pimienta y sal. Estos son los ingredientes básicos para aderezar nuestro suculento pavo, pero para el relleno vamos a necesitar otros muchos más ingredientes. Apúntate ciruelas pasas, piñones, 5 salchichas, 4 lonchas de beicon, 100 gramos de tacos de jamón, 100 mililitros de vino tinto, canela, perejil y orégano. ¿Lo tienes todo?, estupendo, pues vamos a ver cómo tenemos que preparar este plato.

Lo primero que tenemos que hacer es limpiar el pavo muy bien por dentro, dejándolo hueco y quitándole las vísceras. Luego tendremos que condimentarlo por fuera y por dentro y lo mojamos un poco con vino tinto. Utiliza también una jeringuilla para inyectar en el pavo el brandy y dos cucharadas de mantequilla fundida. Una vez que hayamos hecho todo ésto, tendremos que dejar la pieza reposar durante 12 horas.

Por otro lado, tenemos que preparar el relleno. Lo que haremos será sofreír, en aceite de oliva, las ciruelas pasas y los piñones y luego le echaremos un poco de sal y pimienta al gusto. Después habrá que añadir media cucharada de canela (en polvo) y un poco de perejil. Vuelve a echar un chorrito de vino tinto y mézclalo todo muy bien. Cuando pasen unos minutos, añade el jamón, las salchichas y el beicon. Todo ello debe estar en reposo durante 24 horas, aproximadamente. Al día siguiente, nuestro relleno estará listo para introducirlo en el pavo y cuando lo hayamos hecho, cose la pieza con hilo especial para cocinar. Luego colócala en una bandeja y añade orégano, laurel y la pieza de cebolla. Recuerda que esta debe estar pelada, pero no cortada en trozos más pequeños.

Introduce el pavo en el horno a 200 grados, aunque es recomendable que previamente lo hayamos calentado y déjalo durante 15 minutos. Transcurrido este tiempo, baja la temperatura a 180 grados y ve mirando cada 5 minutos cómo está la carne, hasta que esté completamente asada y podamos servirla en la mesa. No te preocupes si tu pavo tarda un poco más en hacerse, puesto que este tiempo es aproximado, ya que todo dependerá del tamaño de la pieza que hayamos elegido.

Foto: PublicDomainPictures

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...