¿Cómo preparar mousse de queso a la manzana asada?

Os enseñamos a preparar una deliciosa mousse de queso a la manzana asada con la que sorprenderéis a vuestros seres queridos.

No importa el tipo de comida que hayamos preparado para el mediodía o la cena, siempre vamos a tener ganas de complementar la sesión con un delicioso postre. Y aunque el surtido de postres que podemos llegar a preparar es enorme, en esta ocasión hemos decidido concentrarnos en uno que no solo sea sabroso, sino que además esté preparado de manera muy saludable. Para ello una mousse nos parece la idea más adecuada, en este caso complementándola con manzana asada para proporcionarle un poco más de fuerza y que así todos los que la prueben se sorprendan con su estupendo sabor.

Para preparar la mousse de queso a la manzana asada necesitaréis los siguientes ingredientes teniendo en cuenta que la receta está pensada parados personas. Si necesitáis una mousse más grande no tenéis más que aumentar las cantidades, dado que no se trata de una receta complicada que os vaya a dar dolores de cabeza.

Ingredientes

  • 1 huevo
  • 100 gramos de queso mascarpone
  • 1 manzana tipo golden
  • 2 hojas de gelatina
  • 30 gramos de miel
  • 20 gramos de azúcar
  • Mantequilla
  • Agua

Comenzamos trabajando con el queso mascarpone. Sabemos que tienes ganas de comer un poquito del queso, pero resiste la tentación o te quedarás sin la cantidad suficiente. Si compraste más de 100 gramos no te vamos a decir que no a que pruebes un poco para notar su dulce sabor. Pero imagina luego lo bien que quedará en la mousse y deja espacio en el estómago.

Ponemos el queso mascarpone a calentar al baño maría, con la intención de que alcance un estado líquido. Durante el proceso de calentado utiliza una cuchara para moverlo y así ayudar a que se disuelva. Ahora coge la gelatina y ponla dentro de un envase con agua. Espera a que se quede blanda y en ese momento introdúcela en el mascarpone líquido. Tendrás que mezclarlo todo muy bien, puesto que el objetivo es que la gelatina haya quedado disuelta. Cuando ya esté disuelto espera para que la mezcla esté templada y no tan caliente.

De los 20 gramos de azúcar separa la mitad. Esos 10 gramos tendrás que utilizarlos para montar la clara y la yema del huevo. Pero mucho ojo, porque tienes que montarlas de forma independiente. Por lo tanto, la cantidad de azúcar en cada parte no será muy amplia, así que ten cuidado con las medidas. Cuando ya lo tengas mézclalo de una manera amable y sigue removiendo para que todo alcance un estado más uniforme. Ahora tendrás que mezclarlo todo con el mascarpone, batiendo para que el resultado sea perfecto. Con eso habrás terminado de preparar la mousse tan rápido que te sorprenderá lo velozmente que avanza la receta. En este momento utiliza un molde para mousse en el que pondrás la mezcla y espera a que cuaje dentro de la nevera.

A partir de aquí ya tendrás el trabajo hecho de la mousse, así que solo te quedará ponerte manos a la obra con la manzana. Si has preparado manzana asada en alguna ocasión ya te imaginarás por dónde van los tiros, al fin y al cabo se trata de un complemento muy frecuente en los postres. Tendrás que pelar la manzana golden, cortarla en dos partes, retirar lo que sobra en el interior y laminarla.

Saca los cacharros del horno si lo tienes lleno con sartenes, porque lo vas a necesitar. Prepara la bandeja del horno poniendo mantequilla en la base, luego pon las láminas de manzana y coloca los 10 gramos de azúcar que te sobraron de la parte inicial. Mételo al horno y ponlo a 180 grados durante un máximo de 5 minutos. Es importante que tengas en cuenta los tiempos para que el resultado sea lo más delicioso posible. Cuando pasen los 5 minutos aumenta la temperatura y deja la manzana dos minutos a una potencia de 240 grados. Eso te permitirá acabar de darle a la manzana un bonito toque en su presentación.

Con este tiempo la mousse posiblemente ya haya cuajado, aunque es mejor que te asegures antes. Sácala de la nevera, divídela en dos raciones y pon las láminas de manzana por encima. ¿Recordáis que también indicamos que necesitaríais un poco de miel para la receta?

No os asustéis, no nos habíamos olvidado. Es ahora cuando tendréis que poner la miel por encima de la manzana y la mousse, finalizando la decoración y dándole un toque aún más dulzón. En principio recomendamos 30 gramos de miel, pero seguro que a ojo sabéis cuánta le quedará bien dependiendo de lo dulces que seáis para los postres. Y con eso ya tendréis una fantástica mousse de queso con la que dar final a cualquier comida.

Si os ha gustado esta receta intentaremos traeros más ideas que os permitan preparar postres dulces y deliciosos con los que estamos seguros de que podréis sorprender a vuestros familiares y amigos la próxima vez que hagáis una celebración.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...