¿Cómo preparar Coca-Cola casera?

En esta guía os vamos a enseñar el proceso para que podáis preparar Coca-Cola de forma casera.

Coca-Cola casera

Comenzamos sincerándonos con vosotros: no podemos explicaros cómo preparar Coca-Cola casera, porque ya sabéis que la gran marca del color rojo tiene cierto ingrediente secreto. Y no, el secreto no es jarabe para la tos, así es como se preparaba el flameado de Moe (aunque con el paso de los años ya es difícil diferenciar entre una cosa y otra). No obstante, en sustitución de la Coca-Cola os enseñaremos a preparar la OpenCola, que tiene un sabor parecido y sí que se puede formular en nuestra casa, aunque no es precisamente sencillo.

Sabemos que los refrescos de cola comparten un cierto sabor similar entre todos ellos. Unos saben más a fruta, otros son más dulces y también hay aquellos en los que los sabores no se pueden identificar. La cuestión es que cada uno se diferencia del resto de alguna forma. En el caso de la OpenCola tiene ese auténtico sabor de cola, pero a su modo. Es un proyecto que nació en 2001 en Canadá para que cualquier persona pudiera preparar su propio refresco de cola e incluso mejorar la receta con sus propios experimentos.

Comenzó en la versión oficial 1.0 y de momento se encuentra en la 1.1.3, lo que resulta significativo, puesto que confirma que el proyecto ha acabado teniendo un gran éxito entre todo tipo de personas.

Los ingredientes

Necesitamos comenzar preparando los ingredientes. Cuando estéis haciéndolo os vendrá esa sensación de que no sabemos para qué queremos fabricar nuestra propia cola cuando en la tienda tiene un precio ridículamente bajo. ¿Pero y la diversión? Por ello buscamos los siguientes ingredientes que utilizaremos en la preparación del aroma:

  • Agua (10 ml)
  • Goma arábiga de alimentación como espesante (10 gramos)
  • Aceite esencial de naranja (3,5 ml)
  • Aceite esencial de limón (1 ml)
  • Aceite esencial de nuez moscada (1 ml)
  • Aceite esencial de canela (1 ml)
  • Aceite esencial de lima (0,25 ml)
  • Aceite esencial de pomelo (0,25 ml)
  • Aceite esencial de cilantro (0,25 ml)
  • Aceite esencial de lavanda (0,25 ml)

Y esos no son los únicos ingredientes, dado que también necesitaremos una serie de componentes que utilizaremos para la preparación del concentrado. En este caso requerimos 10 ml de aroma, 2,28 l de agua, 2,38 kg de azúcar, 17,5 ml de ácido cítrico, 30 ml de colorante de caramelo y 2,5 ml de cafeína. Con todos estos ingredientes ya estaremos listos a la hora de preparar nuestra bebida. ¿Pero cómo la podremos llevar a cabo?

La preparación

Necesitaremos una batidora. En el recipiente que usamos para batir tenemos que introducir todos los ingredientes que hemos preparado en la lista del aroma. Eso significa que mezclamos los aceites, la goma arábiga y la cantidad de agua que habíamos determinado. Lo batimos y el resultado pasamos a guardarlo en un bote de cristal que mantendremos cerrado. Si con el paso del tiempo nos encontramos con que la goma arábiga se ha separado, cosa que podría ocurrir, lo único que tendremos que hacer será volver a batirlo. No hay ningún problema que lo hagamos todas las veces que sea necesario con tal de asegurar el buen estado de la mezcla.


Ahora lo primero que tenemos que hacer es usar ácido cítrico en polvo y agua para mezclarlos, asegurándonos de que el proceso sea con una tasa de 1 porción de ácido y 3 de agua. O dicho de otra manera, lo que haremos será usar 13 gramos del ácido cítrico que hemos preparado con 4,5 ml de agua, lo que nos llevará a la cantidad necesaria de 17,5 ml que requiere la receta (y que hemos indicado en los ingredientes del concentrado).

Una vez tenemos el ácido cítrico que necesitamos para el concentrado, pasamos a prepararlo. El primer paso se encuentra en la combinación de esta cantidad de ácido con el aroma que habíamos preparado anteriormente. Ahora seguimos añadiendo ingredientes por separado y realizamos la combinación de azúcar y agua con la cafeína. Con eso ya tendremos una buena cantidad de agua con azúcar que habrá que mezclar con el aroma. Cuando estos ingredientes ya estén listos lo último que tendremos que introducir será el colorante que terminará de darle a la bebida su reconocible aspecto de color cola. Pero lógicamente, aún no será un refresco.

Nos quedará el gas, pero eso es lo más fácil de todo. Lo único que habrá que hacer será introducir agua carbonatada. Podéis hacer pruebas y ver qué cantidad de gas os gusta más, porque hay muchas personas que prefieren beber sus refrescos con poco gas, siendo aquellas que prefieren que las botellas de Coca-Cola lleven un tiempo abiertas para que tengan un menor impacto en este aspecto. Con este último paso ya tendréis vuestra propia bebida de cola preparada y lista para su consumo, habiendo ahorrado un poco de dinero (aunque habría que hacer cuentas con la compra de los ingredientes…), pero sobre todo teniendo una experiencia divertida que compartir con la familia. En una próxima ocasión os enseñaremos a preparar otros refrescos.

Foto: WerbeFabrik

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...