¿Cómo preparar calimocho?

Si os encontráis ante la duda de cómo preparar calimocho solo tenéis que prestar atención a lo que os contamos.

ice-1942772_1280

Publicamos este artículo en Navidad a sabiendas de que el calimocho no es, ni mucho menos, la bebida favorita para Nochebuena o Nochevieja. Quizá en final de año sí, porque salimos de fiesta con los amigos y dependiendo de en qué grupos de edad nos movamos siempre vamos a tirar hacia el calimocho, pero en cualquier caso nunca es mal momento para que respondamos a una duda tan básica como esta. ¿Cómo hacemos el calimocho?

En el grupo de amigos siempre hay un individuo que es el que se da palmaditas en la espalda porque «su calimocho está de narices». Esto es tan cierto como que la leche es blanca. Algunos intentan hacer el calimocho y no les sale tan bien como lo hace el coctelero de marras. Pero todo es cuestión de mezclar las cantidades correctas y de tener un poco de maña con la elección del vino y la cola.

Los ingredientes

El calimocho es responsable de una gran parte de la venta de vino de «mala» calidad. El vino de caja, para que lo digamos rápido y directamente. Este vino es el número uno entre quienes beben un poco más de la cuenta y tienen que economizar y también para la preparación de calimocho. Porque en realidad no necesitamos un vino de mejor calidad, con el vino de brik es más que suficiente.

Por lo tanto, compremos un vino de cartón cualquiera. Si no queréis escatimar en recursos podéis haceros con un Don Simón, que se trata de una apuesta segura para tener un buen sabor. Hay muchos vinos de caja de supermercados, especialmente algunos de marca blanca, que podrían ser bastante mejores por mucho que sean muy económicos. Pensemos que dentro del ahorro que ya estamos haciendo con el vino de cartón, no estará de más que gastemos un poquitín y compremos el de una buena marca como la que hemos indicado.

Lo mismo ocurre con la cola, la cual no deberíamos comprar de marca blanca por ninguno de los motivos. La Coca-Cola es algo más que un refresco con sabor a cola (y somos conscientes de que ha sonado como un anuncio publicitario). Pero es totalmente cierto. Es fácil ver la diferencia entre los refrescos de cola y la Coca-Cola, dado que tienen un sabor que es radicalmente distinto. Los refrescos de cola saben como las golosinas, los chicles o los chupachups de cola, pero no como la Coca-Cola por mucho que tengan factores en común.

cola-1960326_1280

La preparación

Dicho esto, ahora que ya tenemos los ingredientes mezclamos una cantidad x de Coca-Cola, como pueden ser dos litros y el doble de la cantidad de cola en forma de vino. Por lo tanto, si ponemos los mencionados dos litros de cola, tendremos que poner en la mezcla cuatro litros de vino. Por supuesto, no es necesario preparar tan grandes cantidades, dado que sirve con que hagamos calimocho para dos personas. Eso es indiferente. Lo que hay que tener en cuenta es la proporción. Y no habremos acabado de preparar la bebida si no hemos puesto una cantidad sugerente de hielo. El hielo va a enfriar la bebida de una forma máxima y conseguirá también reducir la potencia del sabor del vino diluyéndolo en la mezcla con la cola. En el momento en el que el hielo inicial se haya derretido, tendremos que volver a poner hielo una segunda vez, especialmente si estamos preparando una gran cantidad de calimocho.

Posibles variantes

La pureza del calimocho determina que tiene que tratarse de una bebida compuesta por vino y cola. No hay más vuelta de hoja, por lo que en ese sentido no deberíamos hacer experimentos. Pero es verdad que de forma habitual se pueden encontrar variaciones de la receta en determinados puntos del país. En parte ocurre por los gustos específicos de los ciudadanos de ciertas regiones o por tradiciones que están arraigadas en comunidades de forma más clásica. Se podría discutir si sigue siendo calimocho en el caso en el que, por ejemplo, se ha puesto ron o vodka. Se busca un sabor más similar al del ron cola, pero con la mezcla de vino que le aporta un toque bastante especial.

El calimocho también se combina con otros alcoholes con la intención de no solo modificar el sabor, sino también de aumentar la fuerza y la pegada que tiene la bebida. Hay algunas ocasiones en las que se introducen alcoholes realmente potentes para que no sea una mezcla que bebamos en tan grandes cantidades. Aunque esto también se escapa del origen del calimocho, que en el pasado se consideraba una bebida alcohólica muy barata, dado que el vino se podía alargar gracias a la presencia de la cola sin que el efecto se redujera tanto como se podría temer. Hoy día sigue siendo una bebida frecuente en los botellones y en todo tipo de fiestas.

Foto: Jonas_Fehreterimakasih0

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...