¿Cómo podemos preparar sopa de melón?

La sopa de melón no es la más habitual, pero su sabor os conquistará en este momento en el cual está haciendo calor.

receta con melón

¡Cómo nos encanta traeros nuevas recetas! Hemos aprendido a cocinar postres, guisos, carnes, pescados y sobre todo dulces… ¡de todo! Pero nos faltaba algo esencial ¿quién no ha preparado una sopa? Es una de las comidas más habituales, aunque como sabes que nos gusta sorprenderos hoy os traemos un caldo especial. Vamos a alejarnos del puchero o la sopa de picadillo y apuntaremos cómo se hace una sopa de melón. Diréis ¿melón? Pero si es una fruta… sí, pero una sopa fresquita ahora que está entrando el calor, sienta de maravilla.

Es evidente que el ingrediente principal va a ser el melón. También tendremos que preparar 100 mililitros de nata, otros 50 de aceite de oliva, sal y hojas de hierbabuena. Y el remate final… jamón ibérico ¡del bueno a ser posible (o del menos bueno, pero que tenga saborcito!

Si ya lo tienes todo a mano es hora de empezar con nuestra receta. Comenzaremos cortando el melón, las típicas tajadas nos valen, pero no te olvides de quitarle la piel. Una vez que lo tengamos cortado habrá que trocearlo. Intenta hacerlo en pequeñas partes, dado que te será más fácil para los siguientes pasos. Quita todas las pepitas que te encuentres y echa todo en un recipiente para que podamos seguir trabajando con ello.

Seguro que ya te están entrando ganas de comértelo, pero espera que ahora hay que batirlo. Los trozos que tenías échalos en la batidora. Al principio te costará un poco hacer la mezcla porque la fruta no se bate rápidamente, pero ten un poco de paciencia. Cuando lo tengamos bien batido si hace falta puedes colarlo. A veces se cuelan algunos hilillos fibrosos que son molestos de comer. Y con eso… ya tenemos parte de la sopa. Ahora hay que añadirle la nata y también un poco de sal para que no se nos quede muy soso. Ahora deja que se enfríe en el frigorífico.

Mientras tanto, coge un recipiente y vierte el aceite y las hojas de hierbabuena. Mézclalos muy bien hasta que se te quede un líquido homogéneo con un olor muy agradable. Por último, corta unas lonchas de jamón, cuanto más finas mucho mejor y colócalas sobre la sopa. Luego la mezcla del aceite échasela por encima a las lonchas. Y ahora sí… sopa lista. Si su saborcito no te gusta demasiado porque es poco habitual en las sopas, te recomendamos que le pongas tabasco y si no eres muy amante de la nata puedes hacer la receta sustituyéndola por leche o dos yogures.

Foto: PublicDomainImages

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...