¿Cómo hacernos una buena hamburguesa en casa?

Consejos para que podamos prepararnos nosotros mismos una hamburguesa en casa de forma sencilla según nuestros gustos.

Consejos para hacer hamburguesas

Cuando nos apetece comer una hamburguesa la tentación de recurrir a las habituales opciones de comida rápida pueden ser demasiado atractivas. Pero aunque alguna vez nos podemos permitir comer una de estas hamburguesas, si este tipo de plato nos gusta de forma especial lo mejor es que nos preparemos nosotros mismos la hamburguesa.

Lo podemos hacer de forma que parezca la hamburguesa más profesional y apetitosa del mejor restaurante de estilo norteamericano. Vamos a dar por entendido que ya tenemos la carne de la hamburguesa, la cual hemos podido comprar preparada o en carne picada a la cual hemos dado forma. Una vez hecho esto tenemos que pensar que si lo que queremos es una hamburguesa muy completa, que se parezca a la de los restaurantes, sean de comida rápida o no, lo que debemos es incorporar extras.

Algo fundamental es el pan de hamburguesa, que se puede comprar de forma económica en cualquier supermercado. Si queremos que el pan esté todavía más rico lo podemos tostar un poco pasándolo por la plancha o por la tostadora. Después hay que poner algunos ingredientes extra en el pan acompañando a la hamburguesa. En este caso la elección de ingredientes dependerá mucho de nuestros gustos personales, aunque hay algunas recomendaciones claras.

El queso no puede faltar en una buena hamburguesa. Podemos cortar queso de cualquier tipo o comprar uno en lonchas que esté más preparado para hamburguesas. A la hora de la verdad el sabor va a ser similar en todos los casos. Si queremos un sabor un poco más fuerte y particular se recomienda la utilización de queso de cabra o queso roquefort, con los que las hamburguesas pueden pasar a tener un sabor realmente particular.

Una vez puesto el queso hay que pensar en otras recomendaciones, como la cebolla, que se prepara de forma tan sencilla como pelarla en láminas y calentarla para que se ablande un poco. También podemos poner un trocito de tomate, no demasiado grande, porque podría quitarle sabor a la carne, y una hoja de lechuga, que nunca va mal en este tipo de plato. Los ingredientes pueden continuar añadiéndose de muy variadas formas. Pero lo siguiente que no hay que olvidar es la salsa. Si te gusta la salsa barbacoa, esta siempre es una opción sabrosa, pero la combinación de ketchup y mostaza tampoco está nada mal. Si estos sabores no te gustan, siempre te quedará la mayonesa.

Foto : pointnshoot

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...