¿Cómo hacer polos de hielo de sabores?

Con esta sencilla guía podréis improvisar polos de hielo en casa en cuestión de unos pocos minutos con ayuda del congelador.

Helado casero

Seguro que has encontrado buscando en la red o en nuestro propio blog, multitud de recetas para preparar helado casero. Te las recomendamos todas ellas, pero es posible que ahora mismo, con el calor que está pegando, lo que quieras sea un remedio casero, rápido y funcional para disfrutar de un polo sin tener que salir de casa.

La buena noticia es que es posible preparar polos de hielo de sabores en cuestión de unos minutos. La idea es muy lógica, pero quizá no se te haya ocurrido o creas que no puede quedar bien. La cuestión es que si no lo has probado nunca, te animamos a que lo hagas cuanto antes.

Lo que necesitas es tener congelador, un recipiente para preparar los polos y el sabor, que tendrá que ser líquido. Como recipiente hay varias opciones. En tiendas de barrio te venden directamente unos envases de tamaño apropiado con la forma del polo. Si los utilizas podrás prepararlos con comodidad, sobre todo porque algunos traen tapa. No es que sean espectaculares, pero suelen ir bien. También hay otro tipo de envase que es de usar y tirar, que tampoco va mal y al margen de esto hay multitud de cubiteras con formas que también os pueden venir bien.

Si nos decís que no podéis comprar nada y que lo que queréis es una respuesta rápida y sencilla, os recomendaremos utilizar directamente la cubitera que uséis normalmente para congelar hielo. Los polos van a ser minis, pero os podéis comer varios de golpe o haceros un tipo de macedonia en un envase de la cocina. Eso ya queda a vuestra elección. Si optáis por los cubitos, como van a ser pequeñitos, los palillos de la cocina o algo similar os puede venir bien como sujeción.

¿Y los sabores? Nosotros apostamos por usar lo que tengamos a mano en casa. Si tenéis zumo, cualquier sabor va a quedar muy bien. Si os gusta la leche, adelante con ello. Le podéis poner un poco de canela para que quede más delicioso. El café también casa bien con el formato de polo. La Coca-Cola u otro tipo de refresco os permitirá tener sabores originales. A partir de aquí queda en vuestra mano innovar y elegir los sabores de los que os gustaría comeros un polo. Incluso con una bebida con alcohol puede quedar bien, aunque mucho cuidado para que luego no se lo coman los niños.

Foto: Lablascovegmenu

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...