¿Cómo hacer la tortilla de patata perfecta sin cebolla?

El chef Dani García publica en Instagram la receta que nos permitirá preparar la tortilla de patata perfecta según su método de cocina.

El confinamiento nos ha llevado a pasar mucho más tiempo dentro de la cocina del que hemos pasado posiblemente en los últimos años. Nuestras costumbres de comer fuera de casa o de comprar comida preparada que solo tenemos que calentar han pasado a mejor vida (de momento) y hemos renovado nuestros conocimientos para preparar todo tipo de platos. De los platos de huevos fritos con patatas ya han pasado días y ahora nos hemos visto obligados y empujados a buscar recetas que aporten un poco de dinamismo a nuestra dieta. Y eso directamente a lo que nos lleva es a la tortilla de patatas.

Porque si dominamos la tortilla de patatas tenemos comida de calidad para repetir durante días. Al fin y al cabo somos españoles y nos encanta la tortilla. La comemos en el plato con un buen trozo de pan, pero también en un pedazo de bocadillo de los que nadie se puede dejar ni una miga.

La cuestión es ¿cómo preparar la tortilla? Hay tantas variantes, tantas versiones y tantos resultados que es difícil ponerse de acuerdo. Al final lo importante es que existe una receta, una base que representa a la tortilla de patata, conocida también como tortilla española. Y a partir de esa base podemos innovar para realizarla de una manera o de otra dependiendo de nuestros gustos y preferencias. También, por supuesto, hay recetas. Hoy en la que nos queremos detener es en la que ha publicado el chef Dani García en su perfil de Instagram, donde ha detallado todas las instrucciones necesarias para dar forma a la tortilla perfecta sin cebolla (y esto es algo que el chef remarca de forma especial porque es un reconocido anti-cebolla en lo que se refiere a la tortilla).

Comenzamos con los ingredientes. ¿Qué es lo que necesitamos para preparar la tortilla perfecta?

  • 1 kilo de patatas
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 8 Huevos

Con solo eso ya vamos a tener la tortilla ideal que disfrutaremos de principio a final. El chef, que tomó la inesperada decisión de cerrar su restaurante después de que este recibiera tres estrellas Michelín por haberse hartado de la cocina de categoría, menciona que en su hogar es frecuente que esta tortilla se coma una vez a la semana.

Las instrucciones son sencillas y pueden variarse dependiendo de nuestros gustos en ciertos aspectos. Las cantidades que hemos puesto en la lista de ingredientes son las preferidas por parte del chef que está proporcionando la receta, pero comenta que lo único que tenemos que hacer es variar los mismos a fin de personalizarla. Por ejemplo, si nos gusta más que la tortilla no esté tan cuajada y que quede menos compacta, lo único que tendremos que hacer será aumentar la cantidad de huevos que introducimos en la preparación.

El siguiente paso consiste en que llevemos a cabo el corte de las patatas. Lo que comenta el chef es que aunque estemos habituados a preparar la tortilla con trozos de patata que sean gruesos, lo que él recomienda es que optemos por unas tiras finas. A continuación, cuando ya tengamos la patata será la hora de proceder a lavarla, un paso que no suele tener tanta presencia en otras recetas. Pero para el chef es fundamental que nos esforcemos en el lavado de las patatas porque necesitamos eliminar todo el almidón que incluyan. Para ello tendremos que lavarlas repetidamente hasta que veamos que el agua en el que las sumergimos tiene una consistencia transparente y clara. Eso nos indicará que el almidón ha desaparecido. El proceso es similar a cuando estamos lavando arroz si queremos preparar algún plato como sushi o cuando queremos cocinar con arroz totalmente limpio.

Después del lavado tendremos que escurrir e intentar hacerlo con esmero para que quede la menor cantidad de agua posible. Es recomendable que nos ayudemos con un escurridor que haga su parte para que el agua caiga fuera del recipiente en el que tenemos las patatas. Luego será hora de introducir la patata en la sartén. Para ello nos tendremos que asegurar de que el aceite se ha calentado con una fuerza de siete puntos en un fuego de nueve. En ese momento introducimos la patata y la dejamos un máximo de doce minutos y un mínimo de diez. Cuando queden dos minutos subimos la potencia del fuego con el objetivo de terminar la freír la patata de una forma conveniente.

Ahora nos vamos a los huevos, que habremos depositado en un cuenco siguiendo el proceso habitual. Ponemos la sal dentro del hueco y procedemos al batido de los mismos. Cuando ya hayamos batido lo que haremos será pasar la patata desde la sartén hasta el cuenco con los huevos. Esta es una de las particularidades del método de cocina que tiene este chef y que discrepa con la mayor parte de recetas que hayamos visto hasta el momento. Porque lo que hace es pasar la patata al huevo sin escurrir el aceite. El efecto puede parecer un poco extraño, pero no está de más probar la recomendación del cocinero para ver si el resultado es tan perfecto como él menciona.

A continuación dejamos que las patatas se dejen envolver por los huevos y que poco a poco se vaya convirtiendo en una masa lo más mezclada posible. No tendremos que mover rápidamente, sino todo lo contrario, de forma muy lenta y con cuidado. En el momento en el que veamos que ya se ha producido el empape absoluto de las patatas con el uso de los huevos, dejaremos que la mezcla repose un total de 10 minutos.

Una vez haya transcurrido el tiempo volvemos al fuego y la sartén, la cual debemos tener en potencia de siete y depositar en ella un poquito de aceite del mismo que hemos estado utilizando para freír las patatas. Seguidamente echamos la masa de las patatas y el huevo y solo la movemos de forma muy sensible para llevar a cabo el despegue de los bordes de manera que no se produzca el pegado de los mismos, puesto que necesitaremos poder mover la tortilla. En ese momento usaremos el método que nos resulte más cómodo para dar la vuelta a la tortilla, asegurándonos de que no se nos rompe ni se nos cae. Antes de devolver la tortilla a la sartén echamos un poquito más de aceite del mismo de antes que nos servirá para que el otro lado también se haga a la perfección. Ponemos la tortilla en su lado opuesto, bajamos al fuego un punto y esperamos. Con eso aún esperaremos y después le daremos otra vuelta más a la tortilla que servirá como forma de terminar de cocinarla en el punto que más le gusta al chef.

Por supuesto, este es uno de los muchos métodos que existen y está basado en lo que ha mencionado este chef en Instagram. No hay una manera definitiva que sea absolutamente perfecta de cómo preparar la tortilla española, dependiendo más, como hemos dicho, de lo que nos guste y de las preferencias que tengamos. Os animamos a probar esta versión y comprobar si el chef está en lo cierto al valorarla como la mejor forma de prepararla o no. A nosotros nos ha picado la curiosidad y seguro que pronto preparamos una.

Vía: Instagram

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...