¿Cómo cocinar sin aceite?

Si queremos cocinar sin tanto aceite podemos utilizar métodos sencillos que implican que los alimentos que prepararemos serán más sanos.

Consejos para cocinar

Nos han explicado en multitud de ocasiones que los fritos son malos, que no podemos cocinar con un excesivo aceite y que tenemos que vigilar mucho cuando cocinamos, porque el aceite en crudo es sano, pero frito no lo es tanto. Lo sabemos, pero en ocasiones no tenemos una idea exacta de cómo debemos actuar para poder seguir comiendo ciertos alimentos que normalmente necesitarían una gran cantidad de aceite para su preparación. En el siguiente tutorial os vamos a transmitir una serie de consejos que os permitirán cocinar sin tener que usar tanto aceite, lo que derivará en que engordéis menos y que tengáis una mejor salud.

El consejo principal que podemos tener en cuenta no se refiere a que dejemos de usar una cantidad de aceite elevada de forma directa. Es complicado, si hemos pasado muchos años cocinando de una manera, que cambiemos repentinamente para adoptar otra filosofía. Pero sí podemos intentar que todo el aceite que ponemos en la sartén no termine llegando hasta nuestro organismo. Para ello lo que debemos hacer de forma fundamental es, antes de sacar la comida de la sartén, poner un par de hojas de papel de cocina sobre el plato o recipiente donde vayamos a dejar los alimentos.

Cuando saquemos la comida de la sartén intentaremos llevarnos la menor cantidad posible de aceite, después la colocaremos sobre el papel de cocina y dejaremos que este absorba todo el aceite que pueda. Podemos dejar la comida encima del papel y apoyar la absorción apretando un poquito con el papel sobre cada alimento. Es importante no apretar demasiado, sobre todo si el papel no es de mucha calidad, para que no se le quede un sabor malo a la comida. Después, una vez hayamos hecho la limpieza de aceite, retiraremos el papel del plato y, si está limpio, dejaremos los alimentos en el mismo. Si vemos que el plato se ha manchado de aceite, porque quizá haya traspasado el papel, lo limpiaremos antes de poner la comida.

Si nos vemos preparados para comenzar a cambiar en cuanto a la forma de cocinar será el momento de pensar que dejaremos de freír para preparar los alimentos de una manera distinta. Un buen remedio en este sentido pasa por cocinar con solo unas gotas de aceite. Una buena sartén, a una temperatura adecuada que debemos valorar en relación a nuestro fuego, nos puede permitir preparar patatas fritas, huevos al estilo frito o incluso croquetas y empanadillas sin que necesitemos bañarlos en aceite. Hay que cuidar mucho que el calor entre en el alimento, sobre todo si está congelado, regulando la temperatura, controlando para que nunca se pegue a la sartén o que no se queme.

Cocinar sin aceite puede ser un poco complejo al inicio, y necesitaremos paciencia y unas buenas herramientas, pero nuestro sistema nos agradecerá que lo hagamos. Personas a las que les puedan sentar mal alimentos fritos, como las patatas o los congelados, descubrirán que sin tanto aceite podrán comer estos productos sin ningún tipo de consecuencia.

Foto: David Jones

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...