¿Todos podemos hacer magia?

Muchos estáis interesados en practicar la magia, pero no todos estáis preparados para ello. ¿Por qué no? Aquí veamos cuáles son las pegas que podemos mencionar y qué tan delgada es la línea que separa la magia blanca de la magia negra.

Helena Blavatsky

¿Por qué no todos podemos practicar magia? Esta pregunta es muy frecuente entre todos los amantes de esta ciencia oculta pero personalmente prefiero cambiarla por otra un tanto más acertada, ¿por qué no es conveniente que practiquemos magia? En alguna ocasión mencionamos algo al respecto, pero hoy hablaremos exclusivamente de ello para intentar despejar dudas.

La magia muchos la tomamos del mismo modo que la Alquimia, pues en realidad todo lo referente al ocultismo está estrechamente relacionado. Por eso, si leemos algunos autores como Blavatsky, podremos comprender que no todos estamos capacitados para esta empresa, no sólo por el escepticismo o la falta de conocimiento que podamos tener, sino más bien por la delgada línea que separa la magia negra, de la magia blanca.

Esta oposición no es difícil de comprender, la magia blanca hace el bien, y la magia negra está creada para hacer el mal. Es así de simple. Ahora bien, muchos de vosotros podréis preguntar ¿acaso no estamos capacitados para hacer el bien? ¿Somos gilipollas y no confiamos en nosotros mismos? Pues, lamentablemente debo deciros que así es, y a la primera pregunta responder con un rotundo NO. No estamos capacitados todos para hacer el bien.

Reiki

El ser humano se mueve por sentimientos en la gran mayoría de ocasiones y estos impulsos son los que nos impiden dedicarnos exclusivamente a la magia blanca. Un impulso negativo, un sentimiento negativo mejor dicho, y todo se nos va de las manos en unos pocos minutos.

Para poder hacer esto debemos ser espiritualmente fuertes, pero sobre todo, imbatibles sentimentalmente. Nos deben mover los buenos deseos y no perseguir un fin personal ni mucho menos, el mal a otros. Vamos con algo simple, o que al menos no incorpora tanta «magia» como es el Reiki. ¿Sabías que no se recomienda practicarse Reiki a sí mismo? Es que debemos mover todas nuestras energías en beneficio del prójimo, no en el nuestro propio.

Algo similar ocurre con la magia. Tras muchos años de estudio, meditación y sobre todo, de limpieza interna, podremos comenzar a pensar en aprenderla, claro siempre que tengamos el conocimiento mínimo para ello o nos prepare la persona adecuada, o al menos conocedora del tema.

Os invito a reflexionar a todos sobre este asunto y a sinceraros expresando si os creéis capaces de aprender magia y aplicarla en beneficio de los demás. Seguramente todos diréis que sí, pero insisto, la idea es reflexionar si estamos realmente preparados pues con sólo quererlo, no será posible obtener nada…

Imagen Blavatsky: Deodar en Wikipedia
Imagen Reiki: cegomez en Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...