Telepatía en gemelos

El mundo cuenta con cerca de 100 millones de gemelos, de los cuales un tercio son monocigóticos. Todo indica que están biológicamente relacionadas y puede que incluso telepáticamente. Los parapsicólogos se han mostrado muy interesados en los gemelos, pero también en el ejército. Los misterios del fenómeno gemelar intrigan al hombre desde tiempos inmemoriales.

Durante el embarazo, la presencia de gemelos es detectado por ecografía a las 6 o 7 semanas. Los gemelos idénticos, monocigóticos provienen de la fecundación de un óvulo por un solo espermatozoide. Los fetos se encuentran en el mismo saco gestacional y comparten la misma placenta, se dice que son gemelos univitelinos. Siempre del mismo sexo, cuentan con un patrimonio genético idéntico y son muy similares. Los trasplantes de órganos entre gemelos no entrañan la posibilidad de rechazo.

Los gemelos fraternos, dicigóticos provienen de la fecundación de dos óvulos por espermatozoides diferentes. Cada uno tiene su propia placenta y saco amniótico, se les llama bivitellinos. Pueden ser del mismo sexo o de diferente sexo, no se parecen más de los hermanos comunes.

Hoy, por supuesto nos interesamos por los gemelos idénticos.

Un ejemplo de gemelos telépatas

En particular, se ha estudiado el caso de dos mujeres inglesas, Harrison y Dorothy Lowe, gemelas separadas al nacer. Ambas niñas fueron criadas en un entorno totalmente diferente y nunca se habían conocido antes de que los científicos se interesaran en ellas. Su primer encuentro tuvo lugar cuando contaban con 35 años. Existía una similitud increíble en sus destinos.

Eligieron las mismas alianzas de boda. Cada una llevaba dos pulseras de plata trenzada en la misma muñeca y una pulsera y un reloj en la otra. Llevaban siempre un solo pendiente, en la oreja derecha. Esta curiosa similitud de comportamiento no se detiene aquí.

Una y otra habían deseado tener sólo dos hijos, contra la voluntad en ambos casos de sus esposos. Ambas llamaron a sus hijos varones: Richard Andrew y Andrew Richard, respectivamente. Puede ser coincidencia, ya que también llamarían a sus Catherine Louise y Karen Louise.

Niños abandonados, los padres adoptivos los deciden llamar Jim y Jim. Separados a la edad de 4 años, uno viv en la costa oeste y otro en Nueva Inglaterra. Nunca más volvieron a verse hasta que una investigación científica les premitió reunirse casi cuarenta años después.

La lista de similitudes entre los dos Jim es increíblemente larga. Estos son algunos ejemplos. Cada Jim tuvo un hijo. El primero se llamó James Allan y el segundo James Alan (con una sola L). Los dos niños nacieron el mismo día con una hora de diferencia. Las dos esposas respectivas tienen el mismo nombre, Linda, y tienen un parecido increíble.

En enero de 1968, en Londres, 300 pares de gemelos se reunieron como parte de un programa de estudios

Los dos Jim y las dos Linda se divorciaron la misma semana, del mismo mes, del mismo año. La culpa era, en ambos casos, de los gemelos, que tenían una aventura fuera del matrimonio con dos mujeres que se llamaban Betty.

Los dos Jim se muerden las uñas y tienen dolores de cabeza localizado en la misma parte del cráneo. Tenían dos médicos cuyas consultas se encontraban a más de 4000 kilómetros de distancia, pero con el mismo nombre: Vaughan.

En un momento de sus vidas, ambos engordaron de forma simultánea cinco kilos en tres meses. Tebían empleos similaares y habían puesto el mismo nombre a sus perros, Troy. Se casaron dos veces y cada vez, sus mujeres tenían el mismo nombre.

¿Telepatía?

Los investigadores estaban interesados ​​en averiguar si había algún lazo telepático entre gemelos. Los científicos actualmente no pueden encontrar una explicación para este tipo de lazo.

Sin embargo, la identidad fisiológica y psicológica de los gemelos es tan profunda que hay un intercambio constante de estos mensajes en una frecuencia desconocida.

Suponiendo que este vínculo sea telepático, también hay que admitir que las manifestaciones psíquicas son una realidad que puede ser estudiado. En el caso contrario, sólo sería una repetición de situaciones provocadas por una predestinación biológica.

En el caso de gemelos separados al nacer, se encontró que ambos comienzan a leer el periódico por la última página. Por supuesto, es difícil ver estos detalles en un cromosoma.

Los gemelos y la armada

El estado mayor americano y soviético pusieron en funcionamiento programas PSI. Buscaban, entre otras cosas, sujetos especialmente dotados para usar la telepatía con fines militares. Nada se sabe de los trabajos en curso financiados por el Pentágono y la CIA para los que se sabe hubo fondos durante cuarenta años mientras que en varias universidades exploraban oportunidades para aprovechar los gemelos con las facultades psíquicas.

En el lado soviético, sin embargo, lo cierto es que los experimentos psi con gemelos han dado resultados satisfactorios. En 1976, agentes de inteligencia de EE.UU. descubrieron, que detrás del telón de acero, los rusos utilizaron a varios pares de gemelos para fines militares. Estos sujetos fueron seleccionados sobre la base de la “identidad sensorial a los estímulos dolorosos.” Se seleccionaban parejas de gemelos que sintieran, sin importar la distancia, una alteración fisiológica similar al mismo tiempo.

Gemelos separados al nacer que tenían sin embargo una gran similitud en el comportamiento.

Se ha demostrado de hecho en la Unión Soviética que en la anestesia química un gemelo, el otro ha sentido los efectos del sueño artificial. Si uno pincha a uno de ellos, una mancha roja aparece en los brazos de otro.

En 1977, cuando estalló un caso de espionaje en el que participó el periodista Robert Toth, la prensa estadounidense escribió que existía en la URSS, un programa de mejoramiento de los gemelos en el período escolar. Estos talentosos de lo paranormal serían especialmente entrenados para fines militares.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...