Se confirma cuál es la galaxia más remota y antigua del Universo

Aunque ya había sido detectada por el telescopio espacial Hubble, ahora los astrónomos han confirmado que la Galaxia UDFy-38135539 es la más remota y antigua de las conocidas hasta ahora: su luz se emitió hace trece mil millones de años, cuando el Universo contaba tan sólo seiscientos millones de años de edad.

Aunque ya había sido detectada hace un tiempo por el telescopio Hubble, ahora nuevas observaciones realizadas con el más potente VLT (Very Large Telescope) del Observatorio Europeo Austral lo han confirmado: se trata del objeto más remoto y antiguo del Universo, entre los conocidos: la galaxia UDFy-38135539.

Su luz, que es lo detectado, fue emitida hace trece mil millones de años y, a través de un exhaustivo análisis de su débil brillo, un grupo internacional de astrónomos ha señalado que ésta fue emitida cuando el Universo contaba tan sólo con seiscientos millones de años de antigüedad.

Foto de la Galaxia NGC 1300

Imagen de una galaxia

Los investigadores fueron coordinados desde el Observatorio Astronómico de París. Y uno de sus científicos, Matt Lehnert, así lo ha señalado: “el poder de este telescopio (el VLT) y su espectrógrafo SINFONI nos permitieron medir la distancia hasta esta muy tenue galaxia y descubrimos que la estamos observando cuando el Universo tenía menos de seiscientos millones de años de edad”.

Y es que investigar estas galaxias primitivas es enormemente difícil debido a que su luz, inicialmente brillante, llega muy débil hasta nosotros. Además, ésta se sitúa en la parte infrarroja del espectro debido al estiramiento que la expansión del Universo ha originado en su longitud de onda. Este efecto se denomina “corrimiento hacia el rojo” y la galaxia UDFy-38135539 lo presenta de 8,6, lo cual constituye un record.


Además, esta dificultad se ve incrementada debido a que en la etapa temprana del Universo (menos de mil millones de años tras el llamado ‘Big bang’), éste no era transparente sino que existía una abundante niebla de hidrógeno que absorbía la luz ultravioleta procedente de las jóvenes galaxias, la cual, a su vez, iba despejando esta nebulosa. Esta fase se conoce como ‘etapa de reionización’ y se espera que el hallazgo de esta galaxia sirva para conocerla mejor.

Pero este descubrimiento abre también nuevas incógnitas. La luz de UDFy-38135539 es demasiado débil como para haber despejado por sí sola la citada niebla de hidrógeno.

Foto de las instalaciones del Observatorio Europeo Austral

Instalaciones del Observatorio Europeo Austral en Paranal (Chile)

Por ello, en palabras de otro miembro del equipo, Mark Swinbank, “tiene que haber otras galaxias, probablemente más débiles y menos masivas, compañeras cercanas de UDFy-38135539, que también ayudaron a hacer transparente el espacio alrededor de la galaxia. Sin esta ayuda adicional, la luz de ésta –no importa cuán brillante sea- habría quedado atrapada en la niebla de hidrógeno circundante y no habríamos sido capaces de detectarla”.

No obstante, según parece, habrá que esperar a la entrada en funcionamiento del European Extremely Large Telescope –el telescopio óptico e infrarrojo más grande del mundo– para poder continuar este tipo de investigaciones.

Fuente: Servicio de Información y Noticias Científicas.
Fotos: Galaxia NGC 1300NASA Goddard Photo and Video en Flickr | Observatorio Europeo Austral: HHahn en Wikimedia.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...