¿Quiénes son los aliens que habitan el planeta Proxima b?

Si miramos al pasado descubriremos que hay varias civilizaciones de aliens que ya estaban preparadas para que los humanos hiciéramos este descubrimiento.

Alien Hands

Aliens, una de esas palabras que nos encantan. Junto a los viajeros del tiempo son uno de los dos tipos de seres-criaturas que más interés despiertan entre las personas. Porque no puede haber nada más exótico que un extraterrestre visitándonos. ¿Cuántas veces lo hemos pensado? ¿en cuántas películas, libros, juegos y series nos han contado un argumento que partía de este concepto? Son tantas ocasiones que historias como la de Men in Black comienza a parecer un relato histórico, sobre todo a la vista de que sus películas no paran de emitirse en televisión una y otra vez. Pero por desgracia, los aliens no existen de forma oficial todavía y aún no hay ningún documento definitivo que asegure que están ahí fuera observándonos o visitándonos.

Esto puede cambiar pronto gracias a los últimos descubrimientos realizados por los científicos. Comencemos por el principio, no vaya a ser que alguno de vosotros se quede atrás. Entre las muchas teorías que hablan de la existencia de aliens hay una que data de hace 60 años y que habla de cómo unos aliens procedentes de un planeta cercano a Proxima Centauri visitaron la Tierra. Era otro de esos fenómenos no explicados que han acabado pasando a engrosar las listas de misterios de la humanidad en relación a seres de otros planetas.

Pero en los últimos días se ha demostrado que en la órbita de Proxima Centauri hay, de forma indudable, un exoplaneta. Ha sido bautizado como Proxima b y sabemos que se encuentra a una distancia de cuatro años luz de la Tierra (lo que viene a ser relativamente poco en comparación a otros lugares). Esto ha despertado el interés por lo que ocurrió hace 60 años y ha abierto la puerta a que hablemos en profundidad sobre cómo son los habitantes del planeta.

Ya nos visitaron

La cuestión es que hay cierta documentación “contrastada” que nos indica que esos aliens, los habitantes de Proxima b, ya nos visitaron hace 60 años. En aquel entonces los resultados de lo ocurrido indicaron que esa raza extraterrestre recibía el nombre de Cenos y que no era la primera vez que nos visitaban. ¿Cómo eran? ¿qué buscaban y por qué “aparentemente” dejaron de hacernos visitas de forma frecuente?

Visitas de los Aliens

Algunas de las pruebas que se obtuvieron hace 60 años confirmaron el aspecto que tenían estos aliens. Eran altos, de una altura de entre 8 y 8,5 pies de alto, mientras que su aspecto a grandes rasgos era similar al de las personas. Podemos decir que eran de aspecto humanoide, que es lo que se viene a relacionar con la forma de nuestra especie. En lo que se diferenciaban estos aliens era en su fuerza. Algunas comprobaciones dieron lugar a que se dijera que su fuerza podía ser cinco veces superior a la de los humanos. La altura, aunque destacada, tampoco era demasiado exagerada. Recordemos que el gigantismo ya ha hecho que muchas personas alcancen esos niveles de altura. El hombre más alto de la historia es de momento Robert Wadlow, que llegó a medir algo más de 8 pies de alto, así que en ese sentido no estaríamos ante unas criaturas exageradamente grandes.

Los documentos del pasado hablan de cómo estos aliens no se alimentaban de forma similar a la de los humanos. No comían comida, ni tampoco comían humanos, afortunadamente. Su alimentación radicaba en una serie de píldoras que no tenían sabor, pero que les proporcionaban todos los nutrientes que necesitaban para poder mantenerse con vida de forma saludable. Estas píldoras también les daban otra serie de ventajas, dado que no necesitaban dormir. Aún así, aún hay debates sobre si la ausencia de sueño se debía al uso de las píldoras o si se trataba de una característica propia de la especie. Es algo de lo cual se habla en el sector científico, dado que hay especialistas que trabajan en la creación de alguna sustancia que les permita a los humanos no tener que dormir, algo que podría significar que las personas tendríamos otra vida más de la cual disfrutar día tras día.

Primer contacto, Hands

Hace 60 años los aliens Cenos no solo nos visitaron, sino que la humanidad tuvo interacción con ellos. Como podéis entender, fue algo que se mantuvo oculto porque las autoridades no veían necesario decirle al mundo que había vida ahí fuera si total tampoco podía llegar a ninguna parte la investigación de ello. Cuenta la historia, que ha sido relatada en varios libros especializados, que en 1957 se inició el contacto verbal con un habitante de un planeta cercano a Proxima Centauri. No hizo acto de presencia corporal, sino que utilizó el cuerpo de una joven mujer para manifestarse a través de una terapia de hipnosis. Fue algo chocante que conmocionó a los especialistas que se ocuparon del caso, quienes se sorprendieron al ver las muchas cosas que se estaban descubriendo.


Hubo multitud de reuniones con la criatura y se descubrió una gran cantidad de información sobre esta especie. Dicen los registros que la criatura era amable, amistosa y que no tenía ninguna intención de dañar a nadie. Siempre mantuvo un contacto cordial con los humanos, con los que compartió mucha información. La criatura se describió como un ser que tenía un cuerpo de tamaño considerable y que poseía un total de ocho manos. Es la imagen que se ha utilizado para describir en algunos casos a la especie, pero no ha sido definitiva, puesto que parece que Hands se trataba de un niño en realidad. Su nivel de inteligencia no alcanzaba el de los humanos con los que interactuó, pero estaba por encima del que tenían los animales. Se veía claramente que era una criatura todavía en desarrollo, como si unos aliens hablaran con un niño humano. También se llegó a la conclusión de que Hands correspondía a otra especie de alien y no a los Cenos, a los que sí conocía en realidad por pertenecer a una zona similar del universo.
La información que proporcionó Hands sobre los Cenos, los habitantes del planeta cercano a Proxima Centauri, fue exhaustiva y muy espectacular. Se logró investigar mucho y llegar a la conclusión de varios datos que serían utilizados posteriormente. Como curiosidad, todo lo que dijo Hands se aplicó a posteriori, en 2012, a un avistamiento que se produjo en nuestro planeta y del cual os hablaremos luego.

Distintas especies en el universo

La investigación realizada entorno a las visitas que han llevado a cabo los Cenos a nuestro planeta ha proporcionado suficiente información como para conocer las distintas especies inteligentes que hay en el universo. Dicen que sus viajes por distintos sistemas solares les han hecho cruzarse con cuatro especies adicionales al margen de la suya. Los Hands son una de ellas, encontrándose su hogar en Alpha Centauri B. Luego también dieron confirmación de la existencia de aliens grises de pequeño tamaño que no tienen un nombre específico, pero que se encuentran ubicados en Alpha Centauri A. Ellos, los Cenos, proceden de Alpha Centauri C, de Proxima. Y además, también reconocen como una especie inteligente a los delfines, que se encuentran en nuestro sistema solar. Por último, los seres humanos completamos la lista.

Durante sus contactos con los humanos en décadas pasadas los Cenos intentaron ayudar a la humanidad en todo lo posible. Lo que no querían hacer era introducir su avanzada tecnología, puesto que esto hubiera supuesto un problema en el desarrollo y el avance de los humanos. Todo tenía que fluir de manera natural para que la civilización humana tuviera la oportunidad de alcanzar sus objetivos sin la influencia de una sociedad más avanzada que la suya. En repetidas ocasiones representantes humanos solicitaron a los Cenos que alguna persona de la Tierra les acompañara en uno de sus viajes, pero ellos siempre se negaron debido a la dificultad y la duración delos viajes entre distintos sistemas solares.

Especie en Proxima b

Como vieron que la humanidad tenía potencial lo que hicieron los Cenos fue echar una mano indirectamente a los humanos dejando artefactos, mapas y sistemas que pudieran ayudarles en su camino hacia la evolución. Eran como pistas para que el progreso fuera más sencillo. Se decepcionaron al ver que muchas de estas señales no eran utilizadas, sino tapadas para realizar construcciones u olvidadas en periodos bélicos. Un momento que fue crítico en las visitas de los Cenos fue la que se llevó a cabo en plena Segunda Guerra Mundial. Los extraterrestres creían que la humanidad se estaba acercando al nivel de madurez progresiva que deseaban, pero lo que se encontraron fue una civilización en guerra para la cual, de momento, no había solución. Abandonaron la Tierra para dejar que los humanos siguieran avanzando y esperando que la civilización terrícola no se destruyera así misma.

Se siguió dando margen a la humanidad para que continuara evolucionando, pero contactos recientes dejaron específicamente indicado que la raza humana había sido denominada como la más guerrera de los distintos sistemas solares analizados. Guerra y estúpida al mismo tiempo, debido a que los Cenos consideran que los humanos no tiene capacidad para el cambio y no están listos para adoptar otro papel en el entorno de las distintas especies. Es más, los aliens reconocen que el método más habitual de comunicación entre las distintas especies es la telepatía y se lamentan de que los humanos sean los únicos seres de las cinco especies que no tengan esta capacidad. Incluso los delfines parece que disponen de ella.

Se descubren otros aspectos interesantes. Por ejemplo, que los delfines son totalmente conscientes de su papel en el universo, que son conscientes de los humanos y de sus problemas y que solo están esperando el momento en el cual se pueda vivir en paz entre todas las especies. Los Cenos dicen que ese día todavía está lejano debido a que los humanos no han terminado de complacer su lado guerrero, el cual creen que nos llevará a la destrucción. Cada cierto tiempo nos visitan para contabilizar el estado del planeta y los conflictos bélicos en activo. Desde décadas atrás los Cenos, aprovechando que están por delante de los humanos en cuanto a desarrollo tecnológico, están trabajando en un sistema de defensa que evitará que la humanidad se destruya así misma. Esta raza entiende la importancia de los humanos y de su carácter guerrero, pero cree que antes de convivir con otras especies debe aprender a convivir con la suya propia. Por ese motivo todavía no se han dado a conocer de manera definitiva.

La visita de 2012

Una de las últimas veces en las que se vio a los Cenos fue en la Navidad del año 2012. Se desconoce qué propósito tenía su visita, pero posiblemente fue otro de los controles a los que nos están sometiendo con la intención de comprobar si terminamos de mejorar de una vez por todas. El avistamiento fue en Taiwán y se grabó un vídeo que dejó registro de la presencia del extraterrestre. Los Cenos posiblemente son conscientes de que esto ocurrirá cada vez más y tendrán que pensar formas de no dejarse ver. Por otro lado, instan a los humanos a que sigan investigando la cara oculta de la Luna, puesto que se puede tratar de una de las claves a la hora de iniciar ese contacto definitivo con otras especies como la suya.


Los Cenos, como decíamos antes, podrían aportar importantes ventajas a la humanidad que ya se desean para las personas. Se cree que sus rasgos también podrían adoptarse en el futuro, al menos aquellos que dependen de la investigación. Por ejemplo, para los Cenos no existen las enfermedades, dado que su organismo se mantiene sano a medida que pasa el tiempo, aunque tiene un límite de resistencia de 120 años, edad en la que se marca su fallecimiento. Esto les permite hacer los viajes por otros sistemas solares sin tanta preocupación.

La esperanza que tienen los científicos y quienes llevan años siguiendo a los Cenos es que la humanidad por fin pueda demostrar que merece la pena confiar en ella. Aunque ahora mismo lo que muchos científicos desean es que sean los Cenos los que les ayuden a solucionar aspectos de nuestra sociedad que están patas arriba. Por desgracia, parece que esa no es su intención real, dado que quieren que seamos nosotros quienes solucionemos nuestros problemas como especie inteligente.

Vía: YouTubeCnetAstro Metrics – YouTube

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...