¿Quién fue la gorila Koko?

Fallece a los 46 año Koko, una gorila que asombró al mundo por entender y comunicarse mediante el idioma de signos.

homenaje a Koko

El nombre de Koko no pertenece a una estrella del pop, sino a una gorila que ha fallecido a los 46 años y que era famosa en el mundo entero. Se había convertido a lo largo del tiempo en la máxima representante y portavoz de su especie en la relación con los humanos, una afirmación que sabemos que puede hacer pensar en películas como El planeta de los simios. Pero hay mucho sentido en lo que decimos, dado que Koko era conocida por entender y utilizar el lenguaje de signos, lo que le permitía comunicarse con los humanos.

La Gorilla Foundation ha publicado un mensaje en el cual homenajea a Koko y habla de cómo su vida fue una perfecta demostración de la manera en la que distintas especies se pueden comunicar y relacionar a través de la empatía.

Su vida comenzó en el año 1971 en el Zoo de San Francisco, donde se vio la inteligencia y el potencial que tenía, motivo desde muy pequeña ya comenzó a aprender el lenguaje de los signos. Tres años más tarde la llevaron a Stanford y ahí se convirtió en la primera baza de la Gorilla Foundation, organización que desde entonces protege a los gorilas sin ánimo de lucro.

A lo largo de los años Koko disfrutó de una forma distinta de vivir, relacionándose con los humanos, leyendo y haciendo todo tipo de actividades. Era posible ver las partes de los libros que leía y que le leían que más le gustaban, dado que reaccionaba a ellas con signos y sonidos. Al mismo tiempo, era capaz de dar cariño a otros animales e incluso tenía mascotas, dado que la gorila era conocida por encariñarse de gatos a los que cuidaba y daba amor.

El talento de Koko era tan grande que incluso pudo comunicarse y tener conversaciones entendiendo el humor humano y la forma de llegar más allá de las simples palabras. Es muy recordado el encuentro que tuvo con el desaparecido actor Robin Williams, en una de esas escenas que no resultarían creíbles a primera vista sin saber la inteligencia que ostentaba la gorila. En total Koko llegó a entender 2000 palabras del inglés, lo que le permitía tener conversaciones completas de muy diversos estilos.

A lo largo de su vida Koko cuidó de sus gatitos, aprendió, se comunicó y también pintó, aspecto que ha dado lugar incluso a exposiciones con sus obras. Su recuerdo servirá para que las relaciones entre humanos y gorilas sigan adelante.

Vía: CNN

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...