¿Quién es el duende de Zaragoza?

Los habitantes de Zaragoza conocieron la historia del duende en la década de los años 30, cuando comenzó a manifestarse en un piso.

El historial del duende de Zaragoza

Nos acercamos al 80 aniversario del que será uno de los casos paranormales más curiosos en la historia de nuestro país, el del conocido como duende de Zaragoza. El caso se originó el día 27 de septiembre de 1934 en un piso de la calle Gascón de Gotor, más exactamente en el número 2. Lo ocurrido resonó con fuerza e incluso llamó la atención de curiosos y expertos de otros países.

El duende en cuestión, del cual se desconoce el origen, habiendo quien apuesta a que se trataba de un fantasma, mientras que otras personas apuntan a otro tipo de ser paranormal, hablaba, utilizando distintos tonos de voz a lo largo de su aparición, y se reía o insultaba a los habitantes de la casa. Aterrorizó a la primera familia con la que se encontró y continuó actuando en tiempos posteriores, cuando una nueva familia se mudó al domicilio.

Se realizaron investigaciones, las autoridades llegaron incluso a hablar de tú a tú con el duende, pero no se llegaba a ningún aspecto en claro. Todavía hoy hay rumores sobre lo que se escondió realmente tras el duende de Zaragoza. ¿Se trató de algún joven divirtiéndose a costa de quienes allí vivían y comunicándose a través de tubos y distintos elementos que podían conectar su casa con el hogar de los afectados?. Esta teoría tuvo mucho apoyo, pero no se llegaba a entender cómo podía ser que el duende tuviera conocimientos instantáneos de lo que estaba ocurriendo en la habitación si no tenía capacidad para verlo. También contaba con información acerca de objetos y de otros elementos que se encontraban dentro de la habitación en cuestión.

En perspectiva el duende de Zaragoza ha dejado huella como una aparición curiosa, que seguramente diera muchos quebraderos de cabeza a las familias que lo sufrieron, pero que no llegó a cometer ningún ataque contra las mismas. Sí amenazó y cuando se despidió finalmente lo hizo con amenazas de muerte, pero no hubo nada drástico como sí ha pasado en otros fenómenos paranormales. Ahora que se recuerda cómo el duende saludaba con los buenos días y como se despedía con las buenas noches se ve como algo simpático e incluso divertido.

En términos oficiales, está escrito que fue un caso parapsicológico, aunque en tiempos posteriores se culpó a la criada de la casa y se archivó el historial de lo ocurrido. En la actualidad en el lugar donde estaba la casa en cuestión se han construido nuevos pisos que tienen el nombre de Edificio Duende, en los que por ahora no parece que haya ocurrido nada paranormal.

Vía: WikiPedia

Foto: Ricardo Haverbeck

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...