¿Qué tipo de sueños estamos teniendo debido al coronavirus?

Varios estudios profundizan en los sueños que han tenido las personas a lo largo del periodo del confinamiento debido al coronavirus.

Soñar nos gusta a todos, aunque en ocasiones por desgracia los sueños se convierten en pesadillas y terminamos levantándonos con una mala sensación. Hay veces en las que recordamos lo que soñamos y otras veces queda tan escondido en nuestro cerebro que no hay manera de recordarlo. Con el coronavirus se está dando la circunstancia, según los expertos, de que estamos soñando más. Aunque más específicamente se cree que lo que estamos haciendo es recordar un poco más los sueños a la vista de que nuestros procesos de descanso no son de tanta calidad como antaño, en parte por los nervios y en otra parte por el teletrabajo.

A la vista de que curiosamente se ha podido leer en multitud de lugares que hay una cierta coincidencia en los sueños que tienen muchas personas, alguien ha tenido la idea de lanzar una web dedicada a la recopilación de los mismos. Es una página sencilla en la cual podemos rellenar un formulario contando cuál ha sido nuestro sueño.

El sueño es recibido por la web y luego lo publican con una imagen descriptiva. Un archivo nos permite explorar todos los sueños y comprobar cuáles son los más recurrentes. En esencia la página nos recuerda a la web que se autodestruirá en 24 horas si nadie publica un mensaje en ella (y que por cierto, sigue viva).

Explorando la web podemos llegar a comprobar que, por un lado, todos soñamos cosas muy raras. Y por otro lado, que hay ciertos sueños que son bastante comunes entre todas las personas ahora que nos encontramos en medio de la batalla contra el coronavirus. No obstante, quede constancia de que el estudio que se está haciendo de los sueños no es aplicable solo a aquellas personas que hayan sufrido la enfermedad o la estén sufriendo. Por ahora no se está haciendo distinción, aunque debemos reconocer que a nosotros lo que nos parecería interesante de verdad sería que sí se realizara esta división.

Además de la web mencionada hay varios estudios que se están realizando de forma paralela. Uno de ellos es el de la profesora Deirdre Nbarrett, que desde la Universidad de Harvard está analizando una buena muestra de los sueños que se están teniendo por parte de la sociedad a lo largo de la pandemia.

Distintos sueños, miles de posibilidades

Como decíamos, hay algunos sueños comunes y otros parecidos. Todas las mentes están conectadas a nivel de especie, por lo que tenemos una estructura en común que compartimos aunque nuestro ADN sea distinto. Del estudio de la doctora se obtienen detalles realmente interesantes. Muchos de los casos que ha estudiado hablan específicamente de sueños con virus. Hay quien sueña con situaciones rodeados del virus o con insectos que representan una forma física del coronavirus, una manera de darle forma en el mundo real. Algunos testimonios hablan de rodearse de insectos, especialmente de ciempiés.

Otros casos de su estudio son originales, aunque no menos terroríficos, como una persona que soñó con que la presentadora Oprah Winfrey intentaba matarle con una sierra eléctrica de carpintería. Y también hay quien ha tenido sueños positivos, aunque no son precisamente frecuentes tal y como confirman las conclusiones del estudio. Así, por ejemplo, hay quien ha soñado con que la teoría de que las sanguijuelas curan el virus es cierto y funcionaba, lo que llevaba a que todo el mundo fuera en busca de ellas con la intención de utilizarlas.

El aporte extra que proporciona el estudio de la profesora se relaciona con los sueños que tienen las personas que trabajan en los hospitales, como doctores y enfermeros. Tal y como os podéis imaginar, sus sueños no son precisamente agradables. El más recurrente que tienen es el de que fallan al intentar intubar a pacientes que están moribundos. Y por desgracia, no es un sueño que puedan olvidar fácilmente tal y como hacemos nosotros si soñamos con insectos. Para ellos no es una pesadilla, es la realidad.

Los sueños reunidos en la web

La página de la que os hemos hablado es una creación de las hermanas Gravley, Erin y Grace. Han trabajado para analizar los miles de sueños recopilados y mencionan que salvo excepciones es fácil que estos encajen en dos posibles categorías: los sueños que están relacionados con la especulación y aquellos que están más cercanos a la ansiedad. No hay que complicarse mucho para entender estos últimos, ya que son los que exteriorizan las preocupaciones que tenemos. Por su lado, los sueños especulativos intentan mostrarnos cómo será el futuro, no necesariamente uno que esté muy lejano. Hay personas que dicen haber tenido sueños de un futuro lejano en el cual el mundo habrá cambiado por el coronavirus. Todo es posible.

Pero si hay un sueño recurrente en el estudio que han hecho estas hermanas ese es el que está relacionado con los ascensores. Aunque hay algunos temas que también son habituales, como que nos encontremos bajo una tormenta o bajo una gran cantidad de agua, así como la pérdida de dientes. Pero los ascensores son los que mayor recurrencia reúnen entre los usuarios que han colaborado con la web. Y se trata de un aspecto que necesitaría una buena explicación por parte de un experto, un psicológo o alguien con experiencia en sueños. Dicen las responsables del estudio que el motivo por el cual el ascensor es sueño recurrente se encuentra en el movimiento del mismo de ir hacia arriba o hacia abajo, pero no se trata de una explicación que nos termine de convencer. También dicen que la razón puede ser que cuando nos encontramos dentro de un ascensor estamos confinados, encerrados. Y eso sí que tiene más similitud con la situación que estamos viviendo las personas del mundo entero.

¿Dormimos mal?

¿Estamos soñando más a menudo?

Otra de las preguntas que se hacen las personas en la actualidad es si debido al coronavirus estamos soñando más. Y aunque puede ocurrir, porque está claro que todos somos distintos, lo cierto es que la respuesta parece ser negativa. Lo que sí está ocurriendo es que estamos recordando más los sueños. Y el motivo de ello se puede encontrar en que se han alterado nuestros periodos de descanso, el ritmo al cual nos vamos a dormir y nos quedamos dormidos, así como la tranquilidad mental de la que disponemos cada día. Eso nos lleva a dormir peor, a descansar menos profundamente y a que tengamos más posibilidades de despertarnos en mitad de la noche, llevándonos a que recordemos los sueños en un mayor porcentaje.

Pero teóricamente no estaremos soñando más. Eso sí, quizá no sea mal momento para comenzar un diario de sueños en el que ir tomando nota de todos los sueños que nos acordemos al despertar. Este puede ser un ejercicio interesante y algo que nos permita después analizar nuestros patrones de sueños tanto durante la pandemia del coronavirus como cuando el mundo vaya volviendo a la normalidad. Quizá pueda parecer un poco tarde para comenzar, pero nunca es tarde para iniciar un proyecto que nos pueda ilusionar y al cual le dediquemos nuestra atención durante un breve periodo de tiempo cada día. Que al menos el coronavirus deje algo bueno en nuestra vida: la posesión de un diario de sueños que nunca olvidaremos.

Vía: I dream of covid

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...