¿Qué tamaño tiene el mayor tiburón blanco visto en el mundo?

Un grupo de buzos ha encontrado el mayor tiburón blanco del mundo con un peso de alrededor 2500 kilos.

ataque tiburón

Los tiburones nos apasionan en la misma proporción del miedo que nos inspiran. Porque sabemos que si nos encontrásemos cara a cara con un tiburón tendríamos muchos problemas para salir vivos del cruce (por mucho que nos digan siempre eso de “pégale en el morro para poder sobrevivir”). En el cine los hemos visto como criaturas capaces de todo desde aquella inolvidable película titulada Tiburón. Con los años han continuado siendo el tipo de animal que hace que cada vez que nos metemos en el mar cuando visitamos la playa sintamos que existe un pequeño porcentaje de posibilidades de que “algo salga mal”.

Pero por lo general la realidad es realidad y el cine es cine. En realidad no tenemos que asustarnos por lo que nos enseñan películas como Megalodón, la historia de ficción protagonizada por el aventurero Jason Statham, que no tenía problema en luchar contra una criatura prehistórica para sobrevivir por todos los medios posibles. No obstante, un reciente descubrimiento nos lleva a pensar que quizá todavía haya mucho que ver en la realidad sobre los tiburones más grandes del mundo.

Imágenes recientes que han invadido la red muestran el que está considerado por el momento como el tiburón blanco más grande del mundo.

Ha sido grabado por un grupo de buzos que se sumergió en el océano con jaula de protección y todos los medios necesarios a la hora de sobrevivir incluso al encontronazo más complicado. Cuando descendieron a las profundidades del océano se encontraron con este escualo que tiene una longitud que se establece entre los seis y los siete metros, quedando muy por encima de lo visto hasta el momento en los tiburones blancos. Respecto al peso, se ha estimado que la criatura pese unos 2500 kilos. Durante la inmersión para buscar al tiburón más grande, la mayor parte de los buzos se quedó dentro de la jaula, pero uno de ellos quiso estar en el exterior para cruzarse con el animal y comprobar si era agresivo o no. Para sorpresa de muchos, el tiburón no prestó atención a la presencia de los buzos y no realizó ningún ataque ni contra el buzo que no estaba protegido ni para los que se encontraban dentro de la jaula.

Después de este descubrimiento los buzos van a continuar en la búsqueda de tiburones que puedan tener incluso un tamaño superior a este espécimen que de momento ostenta el récord.

Foto: Three-shots

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...