¿Qué sonidos y música representan a la humanidad en el espacio?

En 1977 la NASA mandó naves con un disco que incluye el sonido que más representa a la sociedad de la Tierra.

La humanidad en el espacio

En el año 1977 se inició un importante proceso para incorporar una muestra de la humanidad en formato de sonido. Era una presentación de las personas de nuestro planeta hacia cualquier dirección a la que pudieran llegar en la galaxia y el universo, una forma de decirle a seres extraterrestres que así somos nosotros y así nos podrán encontrar cuando nos visiten. De la misión se ocupó la NASA, que decidió enviar dos naves Voyager en las que se incluían unos discos de oro representativos de la personalidad de la humanidad.

Estas naves se enviaron en direcciones opuestas para que nunca se encontrasen y con el objetivo de que cubrieran el mayor terreno posible. Hoy día están lejos, muy lejos, exactamente a más de 15 mil millones de kilómetros de nuestro planeta. Y lo cierto es que teniendo en cuenta que los discos se grabaron en los años 70, es posible que nuestra personalidad como sociedad haya cambiado un poco, pero solo un poco.

Los contenidos de aquel entonces fueron elegidos por el famoso Carl Sagan, científico que nos ha acompañado durante años con sus conocimientos. Hoy día serían contenidos un poco desfasados y por eso un programa de la radio norteamericana, Science Friday, ha decidido realizar una encuesta para que el público les ayude a plantear qué sería lo que se enviaría actualmente en 2016.

Pero eso hace que sea una buena ocasión para que repasemos cuál es el contenido que está circulando por el universo representando a la humanidad. La NASA quiso reunir una muestra de voces y de música a modo de presentación cultural. Incorporaron nada más y nada menos que 55 saludos en distintos idiomas y algunos sonidos bastante rebuscados. Por ejemplo, Carl Sagan se aprovechó un poco de su posición para hacerle un guiño a la escritora Ann Druyan (su esposa), de quien incluyó una lectura de sus ondas cerebrales. El disco también tuvo cargado el sonido de un beso y, eso sí, 27 canciones que definían bien a la humanidad en aquel tiempo.

La lista de canciones incluyó temas como “Dark was the night, cold was the ground” de Blind Willie Johnson, “Melancholy” de Louis Armstrong, “Partita in E Major” de Sebastián Bach, “Johnny B. Goode” de Chuck Berry, “El Cascabel” de los Mariachi o el concierto de Brandenburgo número 2, también de Bach. Hoy día falta saber cuáles serán los resultados de las votaciones, pero seguramente no tendrán nada, nada que ver.

Vía: Science Friday

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...