¿Qué se ha descubierto sobre la existencia de los extraterrestres en 2020?

El año 2020 está viéndose salpicado por multitud de noticias y progresos relacionados con la cultura extraterrestre.

El 2020 está siendo un año tan raro que solo falta que lo terminemos con la visita oficial de extraterrestres procedentes de otra galaxia. Eso sería lo que le acabaría de dar a todo un aspecto de lo más extraño. Pero nadie se debería sorprender si algo así ocurre, ya que parece que cada vez estamos más cerca del día en el que oficialmente vayamos a conocer vida inteligente de otro lugar del cosmos. Al menos los progresos y descubrimientos que se han hecho en estos últimos meses nos hacen pensar en ello.

A lo largo de este año 2020 han sido muchas las personas que han mencionado que han visto OVNIs, aunque en la mayor parte de los casos se trataba de satélites de Starlink que han estado recorriendo los cielos por todos los rincones del mundo.

La creencia en los extraterrestres también se ha reforzado porque, bajo el amparo del gabinete de Donald Trump, finalmente se han desclasificado documentos críticos en cuanto a lo que sabe el gobierno de Estados Unidos sobre los alienígenas. No es que se haya confirmado que aquella autopsia del alien que se promocionó en televisión hasta la saciedad sea cierta, pero sí se han publicado vídeos grabados por pilotos de los Estados Unidos en momentos en los que no se llegaron a identificar las naves con las que se cruzaron.

La aportación de Estados Unidos

Los vídeos, por supuesto, están libres a la interpretación de cada uno, pero nos dejan claro que es posible que exista algo más y al mismo tiempo nos confirman que el propio gobierno norteamericano, después de multitud de comprobaciones, exámenes y revisiones, no llegó a poder dar una explicación coherente a esos encuentros con objetos no identificados. Algunos de los pilotos trataron de perseguir los OVNIs y se encontraron con que no había ninguna manera posible de alcanzar su nivel de velocidad y capacidad de movimiento. Eso, sumado a la forma, al estilo de acción y a otros factores, derivó en que los responsables de la investigación tuvieran que coincidir oficialmente en que no podían verificar la identidad de las naves.

Distintos altos cargos que han pasado por el Pentágono, la NASA y las fuerzas aéreas, han hablado abiertamente de cómo existen muchas posibilidades de que indudablemente no seamos los únicos seres inteligentes del cosmos. Si ellos saben algo más que no están diciendo, es algo que de momento no vamos a saber. Pero quién sabe si la verdad que está ahí fuera es más compleja de lo que podríamos imaginar.

Otros materiales que se han desclasificado han sido las investigaciones que se han llevado a cabo en distintos momentos en zonas de aterrizaje de supuestos OVNIs. En algunos de los casos los expertos mencionan que se han recuperado piezas y trozos de nave o de materiales que «posiblemente no se hayan construido en la Tierra». La mala noticia es que no todos los documentos clasificados del gobierno norteamericano se han desclasificado. Aunque, eso sí, el Pentágono ha dicho que irá desvelando más materiales y archivos en el futuro para que los investigadores independientes tengan más conocimiento de lo que está ocurriendo.

En realidad, somos nosotros desde el futuro

Esta es una de las grandes teorías que se barajan en los círculos más exclusivos. La idea es que no hay extraterrestres ni otras formas de vida inteligente en la galaxia, aunque sí hemos recibido visitas de OVNIs a lo largo de las épocas. En realidad, quienes estarían visitándonos seríamos nosotros mismos, pero desde el futuro. En un tiempo en el que existe tecnología para viajar al pasado, los humanos se podrían desplazar hacia ciertos momentos de la historia para observar o, simplemente, disfrutar de momentos puntuales.

Por supuesto, es complicado hacerse a la idea de cómo funcionarían los viajes al pasado desde el futuro, por qué lo haríamos o quién estaría encargado de vigilar y controlar que no se produjeran efectos mariposa. Sería algo que nos encantaría saber. Pero hay un detalle que nos cuadra en todo esto. ¿Os habéis dado cuenta de que los avistamientos de OVNIs se han ido reduciendo con el paso de los años de una manera notable? Fueron mucho más frecuentes en décadas pasadas, hasta los 80 o los 90 como mucho. A partir de ese punto se han ido reduciendo de una forma importante.

¿Quizá tenga algo que ver la contaminación y que ahora es más complicado ver los platillos volantes? ¿o son ahora los aliens/nosotros más eficientes en cuanto a la tecnología de camuflaje? ¿son los visitantes que usan OVNIs que se dejan ver de segunda fila y los que usan los mejores modelos invisibles de primera? No podemos decir que no tengamos una gran cantidad de dudas al respecto.

También tiene sentido que los humanos del futuro visiten las décadas pasadas, como los 50, los 70, los 80 o incluso los 90, porque en ese momento todos éramos un poco más «curiosos». Ahora estamos rodeados de tecnología como posiblemente lo estén en el futuro, aunque a un nivel mucho menor. Se podría decir que antes, sin grandes avances tecnológicos, éramos más interesantes.

O, y esta es la última posibilidad, quizá ahora los OVNIs nos visitan menos porque saben que tenemos unos móviles de gran capacidad y que podemos hacerles fotos y vídeos con suma facilidad. Ya no es como antes cuando los avistamientos se quedaban en declaraciones que en la mayoría de los casos eran tratadas de exageraciones o alucinaciones… ¡Ahora podemos tener pruebas! Quizá esos sean algunos de los motivos por los que nuestros descendientes hayan dejado de visitarnos.

Y decimos descendientes, pero quién sabe si somos nosotros mismos en 20, 30 o 40 años. ¿No sería curioso que ahora mismo mirase por la ventana de forma totalmente al azar y me encontrase a mi mismo observándome desde la distancia? Pero pensándolo bien, si tuviera la capacidad de viajar en el tiempo… ¿por qué me visitaría en este exacto momento? Sería divertido, cuanto menos, pero poco probable.

Los extraterrestres estarían aprendiendo

Otra de las posibilidades que siguen sonando en 2020 es que las visitas que recibimos de extraterrestres se deben a que están aprendiendo de nuestras costumbres, cultura y de la forma en la que actuamos. Suena muy sensato teniendo en cuenta que, si hay vida ahí fuera, seguro que nos consideran de lo más curiosos. A nosotros nos gusta pensar que la teoría anterior, la de las visitas del futuro, y esta, tienen algo de relación.

Por ejemplo, nos cuadra más que sean extraterrestres quienes nos visitan y que lo hayan dejado de hacer en los últimos tiempos a diferencia de las muchas veces en las que lo hacían en el pasado debido a los mismos motivos que hemos dado antes. Quizá ya no somos tan interesantes, quizá tenemos demasiada tecnología que les podría cazar con las manos en la masa o, quién sabe, y esto es añadido, quizá ya hayan aprendido suficiente sobre nosotros. ¿Y si tienen la intención de replicar nuestro ADN en otra galaxia?

Pongamos que existen civilizaciones extraterrestres, pero que son muy distintas a como las consideramos nosotros. Es posible que ni siquiera sean seres que tengan un cuerpo físico propiamente dicho. Es probable que quieran crear vida y que el modelo de la humanidad les guste o les parezca lógico y con sentido. Podrían haberse llevado nuestro ADN en todas esas abducciones de las que ha quedado registro a lo largo de las épocas y que las estén usando para replicar algunas de las personas con las que se cruzaron. Podrían ser clones o seres vivos basados en nosotros, que habitarían un planeta propio que los extraterrestres habrían encontrado de características similares a la Tierra.

Si esta teoría tuviera alguna posibilidad de ser cierta, la humanidad todavía tendría que esperar mucho, posiblemente, para encontrarse con los «otros» humanos. Todo dependería de si los extraterrestres dejarían a estos humanos en un contexto clásico como el de los orígenes de la humanidad o si pondrían a esas personas en un entorno moderno y tecnológico. Si fuera este segundo caso, esas personas creadas por extraterrestres podrían llegar incluso a estar más avanzadas que nosotros, lo que habilitaría que pudiera haber un contacto no muy lejano entre los dos grupos de humanos. ¿Y después? No sabemos cuáles serían los objetivos de la segunda humanidad, pero quede constancia que antes o después escribiré un libro con este argumento.

Muchas más teorías

Hay quienes cuentan que los extraterrestres son quienes han generado muchas de las leyendas de nuestro mundo y que han puesto criaturas en nuestras ciudades o las han retirado dependiendo de sus deseos. Por ejemplo, esto podría explicar que haya quienes creen que el Bigfoot existe, que los hombres-lobo son algo reales y que muchos otros seres de leyenda o mitológicos hayan podido existir o no. Algunas ideas son tan locas como apuntar a que los extraterrestres fueron quienes trajeron a la Tierra los dinosaurios y que cuando vieron que el zoológico se les había descontrolado de forma extrema, lo retiraron dejando muy poco rastro de su existencia previa.

Como os decimos, se han escrito tantas cosas sobre los extraterrestres que llega a ser difícil creernos a pies juntillas alguna de ellas. También hay quien cree que todos nosotros somos ya extraterrestres y que esto explicaría muchas cosas. Cosas que, por otro lado, no tienen que estar rivalizadas con la religión, ya que lo que podría ocurrir es que el origen de la humanidad tendría un punto de vista ligeramente distinto, pero al fin y al cabo alineado con lo que nos ha contado el catolicismo.

Sea como sea, la realidad es que parece que cada vez hay más personas que se decantan por creer que los extraterrestres existen. Y nosotros también nos decantamos por esa opción. Quizá seamos nosotros mismos, quizá sean otros seres, pero la galaxia, el cosmos y el universo son demasiado grandes como para que estemos solos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...