¿Qué nueva especie de delfín se ha descubierto en Estados Unidos?

Una nueva especie de delfín ha sido descubierta gracias a la localización de un cráneo por parte de un submarinista.

Un nuevo tipo de delfín

No es nada frecuente que en esta época se descubran nuevas especies de seres vivos que existieron mucho mucho tiempo atrás. Pero desde Estados Unidos llegan noticias de cómo un submarinista ha descubierto el cráneo de un delfín enano de cuya existencia no se tenía constancia. El descubrimiento ha sido en Charleston y la especie ha recibido el nombre de Inermorostrum xenops. Sus particularidades tal y como han determinado los científicos expertos en la materia son notables, dado que el delfín no solo es de reducido tamaño (un metro de largo), sino que además no tenía dientes.

El revuelo que ha provocado este descubierto ha hecho que la publicación especializada Proceedings of the Royal Society B se vista de gala para dar la bienvenida a una nueva especie, aunque extinta. Su periodo de existencia data de unos 30 millones de años en el pasado (entre 28 y 30 para ser más concretos).

La estética del delfín lo distanciaba de la mayoría de las clases de esta especie, dado que tenía un hocico corto, bigotes y unos labios con un tamaño mayor del habitual. Como no tenía dientes le resultaba imposible morderlas como hacían los demás delfines, así que lo más probable es que cazara en profundidades altas y que utilizara un método de succión para alimentarse.

De todas formas, este descubrimiento ha causado cierta inquietud en el status quo que se tenía de la especie y en general de la evolución que acabó derivando en las odontoceti, que ya tenían dientes. A partir de este punto se quiere estudiar la forma en la que encajaba su método de succión de las presas en la cadena evolutiva en la que se encontraba. En comparación a otros delfines, como hemos mencionado, eran más pequeños y teóricamente basaban su alimentación en calamares y en una serie de invertebrados que tuvieran el cuerpo blando para poder realizar la succión de una manera cómoda.

Para que nos hagamos una idea en cuanto a la comparación con los delfines actuales, estos tienen unas medidas de un máximo de tres metros y medio, aunque pueden medir dos en algunos casos. Pero los Inermorostrum xenops se mantenían en un radio de un metro, así que puestos uno al lado del otro se notaría una clara diferenciación. El peso de estos delfines extintos podía ser no superior a los 55 kilos, aunque posiblemente sean necesarios más restos como el cráneo para llegar a unas conclusión más definitorias.

Vía: Proceedings of the Royal Society B

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...